La luna morada de sangre

Juanjo Cáceres

Caía la noche en Pontevedra y los seres mágicos que habitan en los bosques de la provincia seguían con atención el resultado electoral. Las pocas criaturas sobrenaturales que tienen reconocido el voto en la comunidad han hecho una incansable campaña para promover el voto a favor del PACMA, pues lo consideran el único partido que defiende los intereses de los seres vivos no humanos. Conocido el escrutinio, la noche acaba en frustración, pero una sonrisa se esboza en el rostro de un joven duende, que comenta con sus iguales: “Bueno, al menos hemos sacado mejor resultados que PODEMOS”.

La historia había quedado sellada y ya no había vuelta atrás, aunque quizás se podía haber escrito de forma diferente. El pasado 23 de diciembre las direcciones gallegas de Sumar y Podemos anunciaban un acuerdo para concurrir conjuntamente a las elecciones gallegas. Un acuerdo que garantizaba recursos, el número uno para la formación morada en Orense y el número dos en la Coruña. Pero faltaba un último paso: el pacto acordado y defendido por el coordinador autonómico de Podemos, Borja Sanramón, y por la dirección de Sumar, tenía que ser refrendado por la militancia gallega podemita mediante votación electrónica.

Nada más conocerse el contenido del mismo se produjo una relevante movilización en las redes sociales moradas, no tan solo gallegas, sino sobre todo estatales, con el objetivo de boicotear el acuerdo y conseguir el «no» en la consulta. En la misma se implicaron los perfiles anónimos y no anónimos habituales, así como algunos insignes personajes del espacio, y la cosa culminó con un éxito absoluto, pues la coalición no prosperó y ambos se vieron forzados a participar en solitario en las elecciones.

Casi dos meses después, en concreto este domingo 19 de febrero, la formación morada asistía a la demolición en directo de su proyecto en Galicia, tras conseguir un irrisorio resultado que la situaba por debajo del 0,3% de los votos. A Sumar tampoco le fue mucho mejor, al obtener un precario 1,9% de los sufragios y quedar apartados de cualquier posibilidad de conseguir representación. Este balance de ambos partidos es extremadamente negativo y pone sin duda en entredicho la continuidad de ambos proyectos en el conjunto del Estado, en un año en que todavía faltan unas elecciones tan complicadas como las vascas y las europeas.

Lo que sí que queda meridianamente claro es que la decisión de jugársela en Galicia y de obtener resultados tan alejados de la representación, puede generar una onda expansiva que decantará las preferencias electorales hacia otros espacios. Porque parece obvio que teniendo en cuenta el dulce momento que atraviesa Bildu, puede ser una quimera para ambas formaciones conseguir representación en el Parlamento Vasco. Y ni siquiera la circunscripción estatal de los comicios europeos garantiza salvar demasiados muebles a un espacio minado por los conflictos y en franca decadencia discursiva y política. La precaria candidatura de Podemos a las elecciones europeas, encabezada por Irene Montero, puede ser perfectamente el punto y final de la historia de la formación morada, que cumplirá para entonces un ciclo de diez años, en los que ha pasado de ser la sorpresa y la esperanza, a convertirse en una delirante organización en vías de extinción, tal y como también le ha sucedido a todos y cada uno de los que un día surgieron como alternativa al bipartidismo.

Ese 2% para Sumar también es una advertencia muy seria para el conglomerado forjado por los asesores de Yolanda Díaz. Una advertencia de que más allá de en unas elecciones determinadas, la gente no está muy dispuesta a confiar su voto a todo eso que gira alrededor de ella y que no se sabe muy bien lo que es. Un aviso de que la ola yolandista ha llegado a su fin y de que ahora toca nadar para no ahogarse e intentar subirse a la cresta de una nueva ola. Un mensaje de que la valoración que hace electorado de las guerras intestinas, retransmitidas en vivo y en directo durante los últimos meses, es tremendamente negativa y de que ha supuesto una pérdida generalizada de confianza en ese entorno. Y el recado más importante: que una organización que parece Izquierda Unida, se comporta como Izquierda Unida y encuentra su inspiración en la trayectoria de esta y de otros viejos rockeros como Iniciativa per Catalunya, está condenada a la marginalidad electoral y puede que a la extinción en un lapso de pocos años.

Entre el coma profundo de Sumar y la muerte en vida de Podemos, posiblemente sean muchos los que piensen que no había ninguna necesidad de presentarse a unas elecciones donde ni unos ni otros pintaban gran cosa. Pero tampoco nada de lo que han hecho Sumar y Podemos en los dos últimos años, ni lo que han hecho anteriormente por separado en sus organizaciones matrices en forma de expulsiones, ceses sumarísimos y guerras internas indiscriminadas, era necesario. De aquellos barros, estos lodos. De esas guerras, estas destrucciones. De tanto apostar por la mediocridad en cargos de responsabilidad, 1,9 y 0,3 por ciento. De tanto calentar el ambiente, el resultado del día después.

Un resultado que provoca, sobre todo, indiferencia generalizada.

13 comentarios en “La luna morada de sangre

  1. Sumar no apoyó al BNGa porque el BNGa no sumaba y para sumar ya se bastaba el PSG porque Podemos no podía al estar enfadado con Yolanda y , la verdad , que quieren que les diga : no soy un alma buena. Las narices en todo caso tienen dueña.
    No se lo pregunten a Tezanos porque no tiene método estadístico apropiado .
    Una auténtica bufonada sanchista . Candidato que elige , candidato que fracasa .
    Un partido en descomposición. Autoritario y sin proyecto para nuestro país .
    Como diría Zapatero , allá ellos.

  2. Y ahora en serio ¿ han leído el programa del bloque nacionalista gallego ? Un ladrillo áspero lleno de una prosa de refrito académico con un exceso de lengua propia , no como el español que lo hablan todos los gallegos.Es un programa del siglo XIX y en algunos momentos reivindica lo que ya tienen . No se acierta a ver cuáles son los detalles progresistas tan diferentes de los no progresistas .

    El refuerzo de los servicios públicos es una de las grandes prioridades para el Bloque, uno de los principales caballos de batalla durante toda la legislatura. En materia sanitaria, apuestan por un plan de rescate de la Atención Primaria, así como la implantación de medidas que permitan reducir las listas de espera o la inclusión de psicólogos clínicos.

    En el ámbito educativo, el Bloque apuesta abiertamente por recuperar una medida que ya pusieron en marcha durante el gobierno bipartito, que es la gratuidad total de los libros de texto para todos los alumnos. También quieren garantizar el servicio de transporte y de comedor para la enseñanza obligatoria.

    Desde la perspectiva económica, el Bloque entiende que hay que avanzar hacia un nuevo modelo en el que la industria debe jugar un papel clave. Quieren que el peso industrial suba ocho puntos en el Producto Interior Bruto y generar 12.000 puestos de trabajo en sectores estratégicos hasta 2030.

    Además de la industria, otro de los ejes para la creación de empleo de calidad, es una mayor inversión en ciencia, de modo que alcance el 3% del PIB, además de una apuesta por el Innogal.

    Para garantizar la sostenibilidad, el BNG también se decanta por el ferrocarril como el medio de transporte prioritario. No en vano, uno de los acuerdos de investidura con el PSOE fue el estudio del desarrollo de una red de cercanías en los dos principales núcleos poblacionales de la comunidad.

    También prometen una ampliación de frecuencias y el desarrollo de una tarifa plana de transporte intermodal por 30 euros.

    Movilizar vivienda vacía

    En un contexto de crisis y de subida de los precios del alquiler, con muchos gallegos teniendo problemas para poder acceder a la vivienda, Pontón garantizó que movilizarán 12.000 viviendas vacías, dando prioridad al alquiler, en los próximos ocho años. Entienden que es un proceso más rápido que la construcción de vivienda pública.

    En caso de llegar a la presidencia, los nacionalistas quieren lograr 35 competencias que siguen pendientes de ser transferidas (algunas contempladas en el pacto de investidura), así como la negociación para un nuevo sistema de financiación.

    El Bloque también quiere lograr un nuevo status político para Galicia, con más capacidad de decisión.

    A mayores de estas cuestiones, prevén la creación de una Valedora de Igualdad, actuaciones para impulsar el uso del gallego y poner fin a años de pérdida de hablantes en nuestro idioma.

    Casi una copia del PSG e igual de caro .

    Piden internacionalizar la cultura gallega que suena más complejo .

    Los de Ourense parecido pero solo para los de Ourense

    ¿ Y el PP de Galicia ? Pues prácticamente lo mismo pero con dos lenguas propias , más amable .

    Todos progresistas y conservadores.

    La diferencia es que unos vienen haciéndolo ya con ligeras variantes y los otros no porque pierden por sistema .

    Mejor dejar las cosas como estaban parecen decir , sin estrellas de cinco puntas .

  3. En Euskadi PNV y PSE han decidido una Ley para molestar a 140. 000 trabajadores que deberán acreditar unos niveles de Euskera , subcontratas inclusive .
    La alianza social nacionalista da gusto , de grado o de fuerza .

  4. Mi respuesta a la pregunta puede que sea algo distinta. Entiendo que existían garantías de la dirección autonómica de Podemos de sacar el acuerdo adelante y que cuando la militancia lo desegitimó, todo el mundo fue pillado con el pie cambiado. Entiendo también que en realidad el BNG no es considerado un referente territorial para Sumar sino un aliado, como puede serlo ERC en Euskadi. También está lo del miedo a no presentarse y convertirse por incomparecencis en una fuerza irreversiblememte extraparlamentaria -tal y como le ha pasado a Podemos en otros momentos en ciertos territorios, tras renunciar a hacer uso de sus siglas.

    Pero si tú realidad es la que es, no hay decisión que pueda salvarte de la irrelevancia.

  5. ERC en Catalunya quería decir. Un espacio del que no se esperan granded milagros en próximaw contiendas electorales….

  6. Ejem…extrapolando que es gerundio.
    Desde Ibiza, con amor ,extrapoló mucho mejor.
    Mi Inteligencia Analógica es nutritiva.
    Vayamos al meollo de la cuestión sobre el resultado de las elecciones en la Galicia de Feojóojóo extrapolando lo que ocurre en Ibiza.
    En Ibiza el PP tiene una fuerte implantación política demostrada en las pasadas elecciones autonómicas y municipales ,la misma que tiene el PP en Galicia,no negaré el mérito y reconocimiento de su victoria en las urnas,pero tanto aquí como allá sabemos cómo «se lo montan»para conseguir sus objetivos, y diré presuntamente porque no es delito que los pensionistas voten a quien no aprueba la subida de las pensiones según el IPC…ejem…
    En Ibiza sabemos porque lo hemos sufrido en nuestras posaderas,que la única forma efectiva que tenemos en Ibiza de ganarle al PP es un acuerdo político y de gobierno entre las fuerzas políticas que están en la oposición al PP,mediante una coalición electoral para tal fin.
    Es la única posibilidad de no tirar a la basura los votos necesarios para desalojar al PP.
    Pero para que esto suceda,en las autonomías y municipios gobernados por el PP la izquierda tiene que entrar a formar parte de la labor social de las monjas trasportistas en las elecciones o contratar a ..Miguel Ángel Rodríguez…jeje.

    Ante mi doy fe,paciencia y mucha tila.
    AC/DC
    JAJAJA…que nervios.

  7. Y ahora … Abalos y sus asesores . Van apareciendo datos a los ojos mortales : el guardaespaldas de Baracaldo , un tal Koldo , se convierte en asesor del ministro y termina de consejero de una sociedad pública. Además hace negocio con las famosas mascarillas del hermano de Ayuso ( sin cargos ) pero a lo grande. Abalos dice que no tenía ni idea de lo que hacía este buen hombre , a pesar d équestre conocemos que anteriormente fue portero de discoteca y condenado a tres años de cárcel . Se compraba los pisos de dos en dos . El País ha recibido la noticia con incomodidad , sin el despliegue al que nos tiene acostumbrados a los suscriptores.
    Ni que decir tiene que no le creo una palabra al Sr. Abalos y sus noches maleteras de Barajas con Delcy Rodríguez la íntima amiga política del expresidente Rodríguez Zapatero.
    Permanezcan atentos a la pantalla.

  8. Perdón que insista: Por qué Sumar quiere sumar con los Comunes en Cataluña, o en Valencia con su equivalente, pero no con el BNGa en Galicia? Era obvio que el BNGa era la fuerza con la que coaligarse, hasta Pablo Iglesias lo veía claro. Podemos me da igual, hablo de Sumar

  9. No existe cooperación electoral entre Sumar y el conjunto de fuerzas territorializadas: BNG, Bildu y ERC no son excepciones menores a la norma, precisamente. También hay que matizar que ese artilugio llamado Sumar ha sido diseñado por personas que forman parte de lo que llamamos en Cat Comunes, por lo que la relación entre Sumar no es exactamente de cooperación entre iguales… ¿De dónde viene Urtasun si no?

  10. Bueno y con perdón del articulista, con el que coincido en que la mediocridad de los cargos políticos es el motivo de lo mucho anormal de lo que sucede en política, no puedo evadir entrar, como Mr. Múlligan, en el asunto del día, que seguro que no será un tema breve sino que por mucho tiempo dejará resKoldo.
    Entramos en un caso que no es fruto de la mediocridad sino de la listeza y del abuso de los que se pasan de listo. Se aflora lo que desde tiempo se venía ya anticipando, la corrupción en el entorno del gobierno de Pedro Sánchez. El tal Koldo, que es un híbrido obtenido por el cruce entre Juan Guerra Y luca Brasi, entra de lleno en la actualidad y como dice Mr Múlligan, atentos a la pantalla.

  11. En Andalucía seguimos con los resKoldos locales. El chofer de la coca condenado a cuatro años y nueve meses por gastarse el dinero de los ERE de la Junta en drogas y prostitución.

  12. Que manía en llamar comisión a lo que es un sobreprecio pactado y reembolsado por la vía del intermediario, que sí cobra una comisión por parte del destinatario final de la operación. La creciente dificultad para llevarse el dinero de la caja hace que se aprovechen todo tipo de situación que posibilite estos tejemanejes.
    Koldo, se fuerte.

Deja una respuesta