Ilusiones y realidades

Carlos Montbau

Hace una semana  Senyor_G terminaba su artículo con un párrafo que sospecho se replicará con frecuencia en los próximos tiempos cuando se hable de la acción política del gobierno de España (siempre y cuando sea investido Pedro Sánchez en las próximas fechas). Ese final de artículo conjugaba muy bien “el mainstream”, que se dice ahora, con la sencillez. La idea de fondo era que la intervención en política y la acción en este ámbito requieren de pactos, consensos, negociación y finalmente de cesión y renuncia. Es decir, el principio de realidad se impondría de manera inapelable al “ideal” corporativo.

“Ni un paso atrás ni para tomar impulso” y el “preferible morir de pie que vivir de rodillas” son eslóganes que se sitúan en el espacio político del que procedo y con los que, en cambio, no me he avenido mucho. Si has “transcendido”, poco ayudarás a cambiar la realidad, sin embargo aunque estés aparcado en el almacén o trastero, aun podrás tener la posibilidad de salir de él y conseguir mejoras en tu quehacer diario. Y el primer eslogan simplemente te invita a comportarte como un toro, capote que ves, capote al que te lanzas. Muy a menudo, en la acción política, la pausa y la estrategia son el mejor antídoto para no quedarte paralizado a medio y largo plazo (aunque la estrategia siempre tiene componentes maquiavélicos, no me refiero en este caso llegar a los niveles de Joan Josep Nuet, un referente durante años en la izquierda transformadora catalana, y que más bien entraría en la dimensión de travestismo).

Creo que es de un enorme infantilismo quererlo todo @aramateix, ahora mismo, (como el nombre de una cuenta de tuiter de una política de la CUP). Posiblemente, ni la misma ciudadanía estaría preparada para una serie de baterías legislativas que, aunque pudieran a largo plazo ampliar derechos, a corto y medio plazo se verían más como un ataque que como una manera de solventar sus problemas. Y querer asaltar los cielos en tiempo récord puede terminar con una caída al barro en toda regla. Y es que la exigencia máxima puede paralizar más que avanzar. Ese deseo de perfección en tu acción política no permitirá que puedas desarrollarla porque las fugas de agua seguramente serán constantes. Propaganda, pedagogía y acción política un triunvirato indisociable.

Y sospecho que a los poderes fácticos les resultan bastante más molestos aquellos que van tomando decisiones con aplicación en el día a día que los que se dedican a hacer performances en el Congreso sobre la ingobernabilidad, porque en el fondo poca aplicación de sus políticas van a poder ejecutar. Mantener un equilibrio entre el ideal y la realidad es de lo más difícil de conseguir, pero posiblemente sea lo que más perdure en el tiempo en términos políticos.

Evidentemente este trayecto de “posibilismo“tiene sus riesgos, porque habrá límites infranqueables y porque puedes llegar a ejecutar políticas que sean casi puro continuismo de partidos y políticas pasadas. La línea que separa lo uno y lo otro es invisible y fina, casi como la misma línea que marca la cordura de la locura, pero vale la pena, con un andamiaje organizativo sólido y lo máximamente compartido, arriesgarse a asumir ese reto que será de todo menos fácil. Aunque el ejemplo sea algo arriesgado y controvertido, hubo un eslogan en unas elecciones del Barça que hablaba de “los mejores años de nuestra vida“, y  que acabó con unas cuantas ligas y cuatro Champions en el bolsillo del Barça. Para otro artículo, en años venideros, las sombras de la coalición de gobierno que, como en la gestión de este equipo de futbol, existieron.

2 comentarios en “Ilusiones y realidades

  1. « Mejorar la vida de la gente » « Power to the people » « Asaltar los cielos , pasito a pasito » , no dejan de ser variantes del castizo : « bueno , tu ya me entiendes »
    La carta de Pablo a los Podemitas ( Isaías , salmo III ) redunda en la farfolla de los tiempos venideros en los que ha de cumplirse que la gente viva mejor , pero ¿ mejor que quién ? Mejor que vosotros mismos en vuestra propia mismidad.
    ¡ Que razón tenía Felipe González cuando decía que no le gustaban los revivals. !
    John Lennon y Yoko Ono , Bonnie and Clyde , The Mamas & the Papas, Ada o el ardor , Pablo e Irene , Pedro y Pablo ( otra vez ) , el Dúo Dinámico , Stalin y Cleopatra, Richard Burton y Elizabeth Taylor, Nicolae y Elena Ceaușescu, Scarlett O’Hara y Rhett Butler, etc., etc.
    Esto es cine y pura vida , pasión a raudales en la Moncloa . Y como dicen los tertulianos descubriéndonos el Mediterráneo, han llegado para quedarse. Es lo que hay : analistas del revival. Humo.
    Todo esto me inspiran las cartas de Pedro y Pablo a sus bases sumisas , incondicionales , expectantes y aturdidas. Al fondo , unas sombras avanzan : son los diecinueve mil y pico turolenses con un diputado y dos senadores. En Cataluña , de mientras , el honorable Torra amenaza con la cámara de gas ,como buen nazi que es.
    Mejor no podíamos estar.

  2. A propósito de realidades :
    Griñán ( 6 años de prisión ) y Chávez ( 9 años de inhabilitación) condenados.
    También han sido condenados a prisión los ex consejeros Antonio Fernández (7 años), Francisco Vallejo (7 años), Carmen Martínez Aguayo (6 años), los ex viceconsejeros Agustín Barberá (7 años), Jesús María Rodríguez (6 años), y el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero (7 años).

Deja un comentario