¿Queda poco o mucho para noviembre?

Carlos Hidalgo

Al final la presión de los medios, de los miembros de su propio partido y de la edad han podido con Joe Biden y el veterano demócrata estadounidense ha renunciado a presentarse para que otra persona pueda tener más posibilidades frente a Donald Trump que, por cierto, tiene sólo tres años menos que Biden y da más señales de deterioro cognitivo y de discursos incoherentes. Pero el listón no es el mismo para unos electores y otros, así que mientras los republicanos han cedido todo el terreno a un candidato que aboga claramente por seguir socavando la democracia estadounidense, los demócratas no estaban tan dispuestos a pasar los errores de Biden, ya fueran reales o exageraciones.

Biden ha propuesto que sea su vicepresidenta, Kamala Harris, quien encabece la candidatura demócrata, pero está por ver si su partido, con tendencia inevitable al caos, le da la razón o intenta colocar a otro candidato que consideren que parte con más ventaja frente a Trump.

Las elecciones son el primer martes después del primer lunes de noviembre, pero la convención demócrata se celebra en apenas unos días y esta tiene que cerrarse con la candidatura a la presidencia ya elegida. Sigue leyendo

Celebration, celebrate good times, come on!

Marc Alloza

Si, ya estamos en pleno verano, el tiempo vacacional por excelencia y los que están de vacaciones o en puertas estamos de celebración. Pero no somos los únicos porque esta semana Alcaraz ganó el torneo de Wimbledon y, sobre todo, la selección masculina de fútbol hizo lo propio en la Eurocopa.

Yahoo!

El año pasado la celebración de la victoria de la selección femenina de futbol se vio tristemente eclipsada por el deleznable comportamiento del ex presidente de la Real Federación Española de Futbol (RFEF). Este hecho fue el principio de su final y el comienzo de una serie de causas judiciales relacionadas con este hecho y con su discutida gestión. Pero lo más importante fue que la sociedad visualizó y rechazó de forma general no solo una actitud particular, si no un talante que hasta ahora no había sido ampliamente tolerado y apenas cuestionado. A pesar de ello, este cambio no tuvo un impacto en el 100% de la población ni mucho menos. Por ejemplo, en la RFEF, Pedro Rocha, el sucesor designado, todavía encarna una serie de valores vetustos más fuera de onda que la misma expresión “fuera de onda”. Un hombre que entró como testigo en una de las causas y salió como investigado por su falta de memoria y evasivas. Pedro Rocha salía el lunes el primero del avión de la selección con la Copa y al día siguiente el TAD lo inhabilitaba para el cargo durante 2 años.

En esta ocasión, las celebraciones y la previa por el título futbolístico han desatado otros acontecimientos dignos de comentar. Sigue leyendo

Vive la France

Alfonso Salmerón

Contra todo pronóstico, la victoria del NFP dio un vuelco en la segunda vuelta de las Legislativas franceses que casi nadie había previsto. El resultado genera muchas dudas sobre la gobernabilidad del país pero arroja una certeza incontestable: la derrota de la extrema derecha a manos de la movilización del electorado de izquierda. Una vez más la cultura política de nuestros vecinos no nos ha defraudado y ha sabido identificar qué es lo que se tiene que hacer ante una situación de alarma y dónde están las prioridades.

Francia, la cuna de nuestra civilización moderna y de los valores republicanos ha vuelto a estar a la altura y vuelve a darnos una lección con un match point decisivo para el futuro inmediato de la construcción europea. La victoria de la RN de Le Pen hubiera podido hacer que la balanza de la Comisión Europea basculara peligrosamente hacia la extrema derecha, al haber otorgado a esta capacidad de bloqueo.

Sin embargo, solo se ha conseguido una parte del objetivo, sin duda el más urgente, frenar el paso a la extrema derecha, la batalla por la conformación de gobierno nos dará una pista sobre si se avanza en la dirección de conseguir el segundo objetivo, el más importante, derogar las políticas que han auspiciado el crecimiento de los seguidores de Le Pen y establecer un programa de gobierno de respuesta a los problemas estructurales que padece la clase trabajadora. Sigue leyendo

Siamo tutti antifascisti

Veronica Ugarte

Cantos italianos en plena Place de la République de Paris para celebrar que el frente de izquierdas había ganado en la segunda vuelta de las elecciones en Francia. Unas elecciones que fueron peligrosas e irresponsables, algo que ha caracterizado al Gobierno Macron desde hace años.

La izquierda, con el Nouveau Front Populaire, ganó 178 escaños frente a los 150 de Ensamble, el partido de Macron. La extrema derecha se convierte en la tercera mayoría en la Asamblea Nacional.  Ahora se abre la puerta de la cohabitación cuya finalidad es la gobernabilidad del país y su estabilidad.

Treinta y ocho años han pasado desde que Mitterand propuso la primera cohabitación, demostrando que los intereses partidistas van por debajo del interés nacional. Pero Macron no es Miterrand y no sabe que debe tener humildad. Ha puesto por delante, una vez más, su propio interés y elude conversaciones pretextando que primero debe estructurarse la Asamblea. El Primer Ministros Attal presentó su dimisión, la cual fue rechazada, pero mucho más responsablemente declara que continúa en su cargo solo por compromiso a su país. Sigue leyendo

Lecciones a un lado y otro del túnel de Canfranc

Julio Embid

Hace un año justo para estas fechas tomaban posesión los alcaldes y alcaldesas electos en las elecciones municipales celebradas el 28 de mayo de 2023. En la Capital Mundial del Alto Aragón, la ciudad de Huesca, la ganadora fue la candidata del PP Lorena Orduna (Ex Ciudadanos, por cierto). Obtuvo el 36,07% de los votos y 12 concejales que le permitían una mayoría cómoda para poder gobernar con la abstención de VOX, salvo que extrañamente estos apoyasen al candidato del PSOE en la investidura. Sin embargo esto no fue lo más destacable de aquellos comicios.

Hubo 9 candidaturas que superaron el 1% de los votos válidos. Digamos que cuatro de ellas se encontraban en “las derechas” (PP+VOX+PAR+CS) y cinco en “las izquierdas” (PSOE+ Podemos+ Cambiar Huesca-IU + Chunta Aragonesista + Equo). En votos totales “las derechas” oscenses tuvieron 12.399 votos mientras que “las izquierdas” oscenses obtuvieron 11.328 votos. En concejales 15-10.

Reconozco que desconozco los matices de los programas municipales de Podemos, Izquierda Unida, Chunta y Equo, que por separado sacaron casi el 18% de los votos y la friolera de 0 concejales. No obstante, para las elecciones generales siempre ha habido numerosos ejemplos de coalición en listas únicas de estas organizaciones ya fuera como: Izquierda de Aragón, Unidas Podemos o Sumar. Hoy un año después, nadie duda de que si en las municipales del 23 esas cuatro organizaciones hubieran ido juntas, hoy Lorena Orduna no sería la alcaldesa de Huesca ni se hubiera suprimido el festival Periferias o se hubieran dedicado 0 euros a cooperación al desarrollo. Sigue leyendo

De las profecías autocumplidas

Juanjo Cáceres

La utilización de las profecías autocumplidas es una cuestión de enorme interés, que nos ayuda a describir nuestro funcionamiento social. Se considera como tales aquellas predicciones que, por el mero hecho de formularse, tienden a provocar el resultado predicho, y lo cierto es que el ser humano tiene grandes incentivos para creer en ellas.

Por un lado, ofrecen un argumento tentador a una mente siempre dispuesta a establecer explicaciones irracionales sobre cualquier fenómeno, como demuestra todo el repertorio de ritos que se encuentran vinculados a la suerte (patas de conejo, no pasar debajo de una escalera, soplar los dados antes de tirar, santiguarse, etc.). Por el otro, facilitan un importante ahorro de energía a su promotor, que no necesitará de artefactos, ni de metodologías más sofisticadas, para intentar alcanzar el propósito: tan solo con anunciar el desenlace, tendrá una mayor probabilidad de logar el resultado esperado. O al menos él así lo cree. Sigue leyendo

¿Qué le ha dado la inmigración a Francia?

Verónica Ugarte

Segunda vuelta de las elecciones en Francia, donde la izquierda asiste con piezas de rompecabezas mal atadas haciendo lo posible por frenar, una vez más, a Le Pen. En su momento, los franceses literalmente votaron a Chirac con una pinza en la nariz para impedir que el padre de Marine llegase al Palacio del Eliseo. Más de treinta años después el problema sin resolver persiste. 

La baza más importante del relato de la extrema derecha es la inmigración. Según el discurso manido, la inmigración roba, delinque, viola, no respeta las leyes… y ataca a la identidad del país de acogida.

Las migraciones existen desde tiempos inmemoriales y son efecto de varias razones, entre ellas las económicas, huir de guerras, las sentimentales. A veces puede ser dramático porque se busca una vida mejor y el proceso es doloroso. Pero nadie puede negar que los procesos migratorios han beneficiado a los países de acogida y han aportado mucho a la economía y a las identidades nacionales, por muy contradictorio que suene. Sigue leyendo

El entendimiento que exige la victoria

Carlos Hidalgo

El aumento de la participación en la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas parece que ha servido para lanzar a la extrema derecha del primer al tercer puesto. La coalición de izquierdas Nuevo Frente Popular, según las proyecciones, sería la formación con mayor número de escaños, seguidos por Ensemble, el partido de Macron, y los Republicanos, quienes fueran el partido mayoritario del centro derecha francés, acusan su vergonzosa división y el acercamiento de su exlíder a las posiciones de Le Pen.

Y ahora que las urnas han hablado, es el momento de que los políticos hablen entre sí y trasladen la voluntad popular a la elección del Primer Ministro de la república vecina. Jean-Luc Melenchón, líder de la Francia Insumisa, ya ha exigido la jefatura del Gobierno sin pretender entenderse para nada con Ensemble, lo cual puede augurar meses de bloqueo parlamentario y que sería valiosa munición para Reagrupamiento Nacional, el partido de extrema derecha, de cara a las elecciones presidenciales. Sigue leyendo

El poder en el vértice

Arthur Mulligan

El 30 de Septiembre de 2016 el secretario general en funciones -según la terminología estrenada por Ferraz- comparecía un viernes pasadas las 20.50 horas. No estaba previsto que lo hiciera, no lo había hecho desde el golpe palaciego de sus críticos, y de hecho su equipo avisó con poca antelación. No expondría su informe político, como en las anteriores citas del máximo órgano entre congresos así que era la oportunidad de oro para lanzar un último mensaje a sus huestes y un desafío a sus contrarios. En los primeros minutos que sucedieron a la convocatoria, se especulaba con que podría anunciar su dimisión. «No le conocéis bien», bromeaban sus colaboradores para resaltar que Sánchez nunca claudica, ni siquiera cuando está más acorralado que nunca, después de la dimisión en bloque de 17 integrantes de su ejecutiva que, con las tres bajas ya existentes, sumaban la mitad más uno de los miembros de la dirección elegida en julio de 2014.

«Pido que este comité decida mañana, sin más dilación: o se monta una gestora, como algunos pretenden, para que lleve al PSOE a un Gobierno de Rajoy, necesariamente a través de la abstención del PSOE. O deciden los militantes en un congreso, mantenemos el no a Rajoy e intentamos el Gobierno alternativo, de cambio y transversal que aprobó el comité federal del PSOE. Esta es la cuestión de fondo, este es el auténtico debate, y podemos aclararlo», aseguró, en una maniobra que pretendía escorar a sus críticos a la derecha del partido. Lo que quería el secretario general no es tanto cambiar el orden del día, sino «centrar el debate en lo importante», ligando el debate de la gestora que piden sus detractores con la abstención, cuando ellos no lo habían hecho. Y que el comité, en consecuencia, no se pierda en debates «reglamentarios». Sigue leyendo

Votando por la normalidad

Senyor G

Nunca dejó de estar en el candelero lo de hacer de la familia normal una propuesta política, esa forma de familia teórica que nos viene de las organizaciones vinculadas a ciertas religiosidades. No quiero señalar a nadie. Eso que antes se decía conservadores, aunque a día de hoy nadie sabe qué quiere decir semejante concepto, hoy he leído “ultraconservador”. En cualquier caso nos tenemos que defender de esas formaciones que siguen haciendo de ello su propuesta. Es necesario recordar algunas cosas, porque si estamos donde estamos ha sido con su oposición, aunque ahora nos quieren vender la moto.

Yo seguiré votando por llevar una vida normal, la mía. Me dan miedo esos partidos que están por involucionar en tantas cosas de la vida común que llevamos. Los que nos hablan de vida normal o de que vamos por el atolladero moral y esas cosas y te plantan en “lo de antes”.

Ese en “lo de antes”, en que no podías tener sexo hasta que te casabas. Como hombre y con recursos podías escapar de eso tal que así. Si no, no podías decidir. No, no ha caído del cielo la apertura de ir con quieras. La norma legal decía que debías llegar virgen al matrimonio. No podías probar antes con quién te placiese, no, era ilegal y perseguido. Sí, es necesario recordarlo, que esto de tener sexo antes de casarse estaba prohibido. Ni rozar el larguero. Sigue leyendo