La privatización de la inversión sanitaria en España

David Rodríguez Albert

 El Ministerio de Sanidad acaba de publicar una serie de datos bastante reveladores sobre la financiación sanitaria en España. Antes de entrar en un análisis detallado, hay que señalar que el propio Ministerio habla de gasto sanitario, cuando algunos preferimos utilizar el término “inversión”. La diferencia radica en que se entiende que el gasto supone más un destino de recursos a fondo perdido, mientras que la inversión implica un beneficio social futuro en forma de un mejor estado de salud de la población.

La inversión total en salud en España representa el 10,7% del PIB, ligeramente por debajo de la media de la OCDE, que llega al 10,9%. Si consideramos este dato de manera aislada, parece que nuestra situación es asimilable a la de los países de nuestro entorno, pero esto cambia sustancialmente cuando dividimos la inversión total entre la pública y la privada, como vamos a ver a continuación.

Según cifras del Observatorio de la Sanidad Privada 2024, la financiación privada española se sitúa en el tercer lugar de toda Europa, llegando al 3,1% del PIB, solamente por debajo de Portugal y Suiza. Pero si además sumamos los fondos destinados a conciertos con la sanidad privada, esta cantidad se eleva al 3,8%. Es evidente que el mayor peso de las aportaciones privadas va en detrimento de la inversión pública, que acaba quedando de manera más significativa por debajo de la media internacional. Por tanto, España tiene uno de los sistemas de sanidad más privatizados de Europa en cuanto a su financiación.

En cuanto a su evolución, la financiación sanitaria privada ha experimentado un aumento progresivo entre 2011 y 2021, año en el que alcanza su máximo histórico. En cambio, la tendencia de la inversión pública es claramente inferior hasta 2018, fenómeno que se explica por los recortes efectuados por los gobiernos del PP. Esto quiere decir que el proceso de privatización ha ido en progresivo incremento, con una ligera reversión en los años más recientes.

Esta información es complementaria a la que proporciona la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), según la cual en 2021 el 30% de los facultativos en ejercicio trabajaban exclusivamente para aseguradoras privadas, siete puntos porcentuales por encima que en 2018. Mientras tanto, el empleo público caía en un 1.7%. Según los autores del estudio, este trasvase de doctores a la privada se debe sobre todo a los bajos sueldos que se pagan en la red pública, significativamente por debajo de la media de los países de nuestro entorno. El propio Ministerio ha reconocido la escasez de especialistas en la sanidad pública, que se prevé creciente hasta 2027, año en el que se pretende revertir la tendencia hasta volver a alcanzar un equilibrio para 2035.

Finalmente, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) denuncia que existe una relación de causalidad entre el incremento de las listas de espera en el sector público y el mayor peso de los seguros privados. De acuerdo con su análisis, si se redujera el tiempo de espera hasta un máximo de 48 horas, la población con seguro privado disminuiría en casi dos millones de personas. Además, existe una correlación evidente entre el poder adquisitivo y el acceso a dichos seguros.

En conclusión, los déficits de financiación del sistema sanitario público provocan un aumento del peso de la sanidad y de los seguros privados, en un proceso de privatización que todavía está lejos de revertirse de manera significativa. Esto es análogo a lo que sucede con la educación, reflejando una vez más la debilidad de un sistema de bienestar generada por un sistema fiscal ineficiente y muy poco equitativo. Por desgracia, todavía estamos lejos de promover un cambio estructural de nuestras políticas sociales.

5 comentarios en “La privatización de la inversión sanitaria en España

  1. Puede desarrolar esto por favor?: Finalmente, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) denuncia que existe una relación de causalidad entre el incremento de las listas de espera en el sector público y el mayor peso de los seguros privados. De acuerdo con su análisis, si se redujera el tiempo de espera hasta un máximo de 48 horas, la población con seguro privado disminuiría en casi dos millones de personas. Además, existe una correlación evidente entre el poder adquisitivo y el acceso a dichos seguros.

  2. “ El gasto en sanidad pública en España ha mostrado un aumento constante en la última década. En 2022, el gasto sanitario público alcanzó los 92.072 millones de euros, representando el 6,8% del PIB. Este incremento refleja una media anual de crecimiento del 6,7% entre 2018 y 2022 . La mayoría del gasto se destinó a la retribución del personal, con un 43,7% del total .”

    « La población del Estado español aumentó en 598.634 habitantes durante 2022 y se superó por primera vez los 48 millones (48.085.361 personas ) a 1 de enero de 2023, según los primeros resultados del Censo de Población publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este incremento se debió sobre todo a los extranjeros, cuyo número creció en 580.574 personas, hasta superar por primera vez los seis millones (en concreto, ascienden a 6.089.620).»

    Más en concreto , relacionado con la CA de Madrid :

    « .Desde 2015, el gasto en Sanidad en Madrid ha experimentado un crecimiento constante. En 2015, el presupuesto fue de 7.116 millones de euros, y en 2020, aumentó a 8.629 millones de euros. Este incremento refleja la creciente inversión en infraestructura sanitaria, tecnología médica y contratación de personal sanitario .

    El aumento en el presupuesto para 2024 se destinará a mejorar la accesibilidad, reducir los tiempos de espera y ampliar los servicios de reproducción humana asistida, entre otras áreas clave
    La Comunidad de Madrid aprueba los Presupuestos 2024 con récord histórico en Sanidad (+16,3%) y en gasto social que sube 3.173 millones (+17%) | Comunidad de Madrid »

    En fin , un artículo que choca con una realidad que no explica el articulista porque si la inversión pública crece y los ciudadanos suscriben pólizas privadas lo lógico es que estos últimos alivien la presión sobre la pública . ¿ O no ?

    Es un ejemplo de ideología + propaganda , la mas dañina herencia de la cosmovisión política del leninismo .

    O lo que es lo mismo , en un suponer : unimos a los catalanes ( cosemos , reparamos la convivencia , … ) a través de la división política de los españoles en dos mitades negando lo que SIEMPRE habían sostenido los socialistas españoles ( * ver cualquier hemeroteca ) , quebrando el principio de igualdad y sin seguir la recomendación de la Comisión de Venecia sobre la necesidad de mayorías reforzadas para adoptar una ley así .

    Pero Sánchez , ya se sabe ¡ es un romántico !

  3. LBNL, te paso la fuente de la que ha sacado los datos de FASP. Los datos de su estudio aseguran que una reducción en las listas de espera desincentivaría la contratación de seguros privados:
    https://www.publico.es/sociedad/degradacion-sanidad-publica-dispara-seguros-privados.html
    Respecto a los comentarios de Mulligan, yo he proporcionado los datos sobre inversión pública y privada en sanidad en relación al PIB. Prefiero no dar nunca datos absolutos ya que no reflejan ni la evolución de los precios ni el aumento de la producción.

  4. Gracias.
    Mulligan, no sé lo que dicen los datos pero en lo que Vd ha colgado, el primer párrafo habla de inversión en sanidad pública. En cambio en los párrafos de la Comunidad de Madrid, habla de inversión pública en Sanidad, es decir, incluyendo los pagos a la sanidad privada, no? La tesis de articulista es que, en Madrid en particular, se privilegia a la privada. Escritos como los ha colgado, sus datos no lo desmienten, no?

  5. Pues no , es evidente que público y privado es una diferencia que sobredetermina el origen de los fondos : en el primer caso , todos los fondos provienen de los impuestos y el servicio es universal y sin discriminaciones . Es decir , la Sanidad Pública en Madrid NO FINANCIA la privada ni activa ni pasivamente y no lo puede hacer porque sus recursos son limitados Y SIEMPRE LO SERÁN , como Brasil el país del futuro que siempre lo será .
    Personalmente , desde 1980 , dispongo de un seguro médico PRIVADO como los otros 13 MM de pólizas actualmente en vigor y también de un automóvil , un TV , un reloj omega , y una biblioteca PRIVADA de unos 1000 libros ; grabados de algún valor , un par de cámaras fotográficas con varias lentes ( mi gran afición ) y una bicicleta .
    Además de cotizar durante 42 años etc. etc.
    Cuando no voy a los Hospitales de Bilbao de Osakidetza ( casi nunca ) entiendo que libero modestamente recursos públicos y lo mismo los 200.000 conciudadanos que han suscrito pólizas
    con diferentes aseguradoras , especialmente tras la pandemia de 2020 . Es normal después de un trauma . Y claro que hay que disponer de dinero para ese gasto . También para ir de vacaciones o para hacerse socio del Athletic o del Real Madrid y de tantas cosas más . Como cualquier estado moderno en situación de emergencia todo recursos materiales y no materiales pasan a ser públicos y no hay nada más que decir ., salvo que se deben ofrecer explicaciones sobre la gestión . No es descartable observar incapacidades para acoplar administraciones dísimiles arrastrando vicios organizativos..Pocos protestan ante los elevados precios de algunos espectáculos , pero se observan también ejemplos de optimización de recursos . Hay personas que pagan durante décadas un seguro de decesos en compañías de nombre melodramático: La Equitativa , La Esperanza , El Porvenir .
    Los unos y los otros son ogros filantrópicos de lenta digestión .

Deja una respuesta