El poder en el vértice

Arthur Mulligan

El 30 de Septiembre de 2016 el secretario general en funciones -según la terminología estrenada por Ferraz- comparecía un viernes pasadas las 20.50 horas. No estaba previsto que lo hiciera, no lo había hecho desde el golpe palaciego de sus críticos, y de hecho su equipo avisó con poca antelación. No expondría su informe político, como en las anteriores citas del máximo órgano entre congresos así que era la oportunidad de oro para lanzar un último mensaje a sus huestes y un desafío a sus contrarios. En los primeros minutos que sucedieron a la convocatoria, se especulaba con que podría anunciar su dimisión. «No le conocéis bien», bromeaban sus colaboradores para resaltar que Sánchez nunca claudica, ni siquiera cuando está más acorralado que nunca, después de la dimisión en bloque de 17 integrantes de su ejecutiva que, con las tres bajas ya existentes, sumaban la mitad más uno de los miembros de la dirección elegida en julio de 2014.

«Pido que este comité decida mañana, sin más dilación: o se monta una gestora, como algunos pretenden, para que lleve al PSOE a un Gobierno de Rajoy, necesariamente a través de la abstención del PSOE. O deciden los militantes en un congreso, mantenemos el no a Rajoy e intentamos el Gobierno alternativo, de cambio y transversal que aprobó el comité federal del PSOE. Esta es la cuestión de fondo, este es el auténtico debate, y podemos aclararlo», aseguró, en una maniobra que pretendía escorar a sus críticos a la derecha del partido. Lo que quería el secretario general no es tanto cambiar el orden del día, sino «centrar el debate en lo importante», ligando el debate de la gestora que piden sus detractores con la abstención, cuando ellos no lo habían hecho. Y que el comité, en consecuencia, no se pierda en debates «reglamentarios».

La presentación de ese dilema iba acompañada de otra advertencia: «Si el comité federal del PSOE mañana decidiera cambiar su posición y pasar a la abstención, obviamente no podría administrar una decisión que no comparto. Si algo me enseñaron mis padres es que lo único que tengo y lo único que debo preservar es mi palabra y mis convicciones». Así Sánchez sugería que si salía la opción de la gestora, él se iría. Pero no dejaba de ser un debate algo artificial, puesto que si el máximo órgano decidiera montar una dirección interina, él necesariamente se tendría que marchar sí o sí. Sánchez no estaba en realidad ofreciendo su cabeza. Estaba equiparando la gestora con la abstención al PP.

** (Declaración de Pedro Sánchez) https://static.ecestaticos.com/file/929/c43/d2d/929c43d2d5b027b813f3d54e7fea346a.pdf )

La comparecencia solo logró soliviantar a los críticos y reafirmarlos en sus tesis: «Se equivoca. No se va a hablar de Rajoy. Se va a hablar de él, porque si él lanza una bomba como la del Congreso, ha de saber que tiene consecuencias», señalaba un miembro del máximo órgano de poder.

La derrota de Sánchez se producía después del momento de máxima tensión del comité, cuando su ejecutiva colocó una urna tras una mampara para que los delegados votaran sobre su propuesta de congreso. Pero sin interventores, sin censo y sin garantías, lo que enardeció los ánimos de los dirigentes. De inmediato se sucedieron gritos, sollozos, acusaciones de «pucherazo».

Eran las nuevas formas de resistencia que justificaron las palabras de Rubalcaba más tarde sobre la oportunidad perdida de terminar con él políticamente.

Cuando se habla de la obsesión de los opositores a Sánchez en nada es diferente a la que predisponía a éste contra Rajoy, con más fiereza si cabe por cuanto prácticamente dividió por la mitad a su propio partido, algo que no podría por menos que crecer.

En algún momento de esos días cabe pensar que inspirado en la búsqueda de la piedra filosofal o por influencia de los tumores inextinguibles que se propagan con facilidad en una organización tan compleja como una organización de masas que recibe la suficiente transferencia de sacralidad para lograr empujar las alucinantes fantasías de redención con la promesa de mejorar la sociedad con mayor justicia pero que inevitablemente debe hacer crecer en su seno animales políticos que en justa correspondencia reclaman el poder para sí, y, en nuestro caso, la ausencia de límites para poner en marcha un proyecto ganador que solo se deba a sí mismo bajo el signo de la trasversalidad.

Un proyecto para si no unir, al menos asociar a los “diferentes” ofreciendo en todo momento una masa crítica de suficiente prestigio histórico, con una cicatriz indeleble de agotador sacrificio reparador.

Y puestos a ofrecer, que menos que proponer una nueva idea de la nación española que de algún modo eche por tierra ese difuso principio que parece operar de un modo inexorable desde hace ciento cincuenta años en la historia de España por el que la idea de patria o nación española derechiza la política y la inclina hacia el lado conservador o reaccionario. En sentido contrario, por una extraña paradoja, los nacionalismos alternativos que surgieron desde la extrema derecha, se han trasmutado en algo progresista al menos en su apariencia; basta verlos acercarse al poder o manejarlo para descubrir en ellos el mismo esencialismo reaccionario que da vida a todos los patriotismos políticos.

Los efectos del gobierno de los nacionalismos vasco y catalán sobre algunos intelectuales inclinados a la izquierda en sus ámbitos geográficos ha provocado movimientos de hostilidad sin caer en adhesiones derechizantes, primando mucho más su rechazo a unas políticas que vivían como homogeneizadoras y antipluralistas por parte de esos respectivos nacionalismos gobernantes.

Parece que abunda la opinión de que el efecto político derechizador de la idea de patria o nación solo se produciría en la española, de forma exclusiva, no así en la catalana, la vasca o la francesa.

Sucede, sin embargo, que Esquerra o Bildu son de izquierdas, se dicen de izquierdas, no solo lo aparentan, pero también fuerzas políticas reaccionarias en tanto que impugnan el pluralismo social y defienden la homogenización cultural impuesta coercitivamente a su sociedad.

Escuchemos a Zapatero en 2020 durante una entrevista:

«P. ¿Ser duro con el nacionalismo vuelve a un partido de derechas?

R: Para la historia de España sí».

Lo que no existe en España, eso sí, es un nacionalismo español explícito y de izquierdas, pero nacionalismo e izquierda no son realidades políticas que no puedan mezclarse como hemos visto.

Entonces todo suena extraordinariamente raro. De nuevo la excepción española.

En su origen, la idea de nación, y en concreto de nación española, fue revolucionaria; tanto que creó una nueva realidad política en la que se podía empezar a hablar de izquierdas y derechas. Existía un «nacionalismo español naturalizado o implícito» en todas las fuerzas políticas.

Es en el siglo XX cuando surge un nacionalismo español esencialista, regeneracionista, autoritario y asimilacionista; al lado del discurso de la España agónica, existe al tiempo un nacionalismo español de cuño republicano, continuador del anterior federal y, como él, de izquierda.

En palabras de Azaña: «Nadie tiene en las venas un españolismo tan puro, tan profundo y ardiente como yo, nadie siente palpitar en su corazón los ecos de la historia de nuestro país con la vehemencia, la profundidad, con la pasión personal que yo lo siento»

Es decir, el nacionalismo español tuvo (y tiene) también su versión liberal capaz de proponer cuando ocupa poder institucional unos esquemas funcionales de convivencia nacional pluralista bastante equilibrados con las realidades regionales o nacionales alternativas y, sobre todo, sin que sus sostenedores se vieran conducidos obligadamente al conservadurismo o la reacción.

Qué decir de Francia, en donde la tradición girondina y la tradición jacobina impulsan la noción de nación o patria francesa como sostén cívico y republicano de un Estado unitario y centralista; de otro modo, existe un nacionalismo liberal y de izquierda, camuflado como «laicismo republicano».

Lo que no tiene parangón en otros estados europeos es el fenómeno de la renacionalización impulsada desde el poder de amplios sectores de población en las regiones controladas por los nacionalismos catalán y vasco, en poblaciones que en gran parte ya fueron nacionalizadas previamente.

Quien no ha visto su devenir vital amenazado por no cumplir con ciertos marcadores identitarios no aprecia bien lo que es el nacionalismo gobernando. Se impugnaron como patentemente contrarios a la libertad de desarrollo de la personalidad y a la igualdad de oportunidades las políticas de construcción nacional en marcha, y se creyó que esa impugnación sería atendida por el Estado común; las izquierdas se habían abonado a una comprensión de España como «suma de territorios» en la que prevalecía algo que puede ser definido como la concesión de un privilegio a las élites nacionalistas gobernantes en forma de permiso para aculturar a sus poblaciones a su gusto en tanto no se impugnase la soberanía nacional española. Todo ello envuelto en una melopea de cánticos al pluralismo (propio), a la diversidad y la diferencia.

Muchos ciudadanos, como el que esto escribe, de sentimiento ideológico de izquierdas se encontraron entonces abandonados.

Como es de todo punto lógico, la izquierda no reconoció su incapacidad, antes bien reforzó sádicamente su propósito entreguista con charlas e intervenciones junto a los enemigos del Estado y faltando al respeto a la amplia comunidad de pertenencia y adhesión española que en su mayoría habían aprobado con sus votos e impuestos la recuperación de la cultura local sin sesgos identitarios, y ahora precisamente se les acusa de haberse vuelto de derechas por criticar los modelos de asimilación y sus ritmos.

¿Y qué pasó con Pedro? Pues que seguirá recibiendo los ataques obsesivos de sus enemigos políticos que cada vez más se pueden ver y oír en su campo porque carece de interés debatir con soldados en un partido dirigido con mano de hierro por un autócrata que fagocita a cuanto se acerca. El PSOE hoy en día se parece a una estafa piramidal y en el vértice, el organizador, el que acumula las ganancias, es su Secretario General. De hecho, es el vértice el que ennoblece la pirámide, no la base, esos miles de desconocidos ahí abajo sosteniendo al estafador.

Por defraudar, ha defraudado hasta a sus padres según lo que decía más arriba: hoy ni tiene palabra ni tiene convicciones.

14 comentarios en “El poder en el vértice

  1. ¡Ay Mr Mulligan!,permítame que haga una de mis reflexiones «sui generis»,ante lo que hemos visto hoy y que es tema de debate desde que el PP haya puesto en «el candelabro»(.. jeje) a la esposa del presidente Pedro Sánchez para hacer de ella su «leit motiv» para desalojar ,de La Moncloa, al presidente de todos los españoles ,(incluido Mr Mulligan)
    Mi reflexión es si la esposa del presidente del Gobierno,tiene derecho a recibir una comisión de todos los tertulianos,medios de comunicación mediante que han vertido sus argumentarios a raíz de que el juez Castellón haya decidido abrir un procedimiento de investigación a su persona. y también con los beneficios políticos de los que han logrado escaños en el Congreso y Senado y en el Parlamento europeo.
    Si fuera así,la esposa del presidente ,iba a aumentar su cuenta bancaria y se podría permitir comprarse inmuebles ,terrenos como los que se ha demostrado que tiene el juez que ha abierto su causa.
    Como diría Lola Flores :
    «Si un euro diera cada español que se ha beneficiado con mi caso, no a mí, a donde tienen que darla, quizás saldría la deuda que dicen que tengo con los españoles»

    Ante mi doy fe.
    AC/DC
    firmado…JA JAJA…que nervios.

  2. Con esos argumentos prestados demuestra que carece de la información en poder del juez suministrada por la policía judicial ; es una manifestación de desconfianza sin pruebas que cuestionen la honorabilidad del juez por ser propietario de un televisor de colores .
    Sin embargo , sabemos datos ciertos sobre Begoña Gómez como este que me acaba de llegar :

    « El rector de la Universidad Complutense de Madrid, Joaquín Goyache Goñi, ha asegurado este viernes al juez Juan Carlos Peinado que la secretaria de Begoña Gómez le citó en el Palacio de la Moncloa para que la mujer del presidente del Gobierno pudiera poner en marcha una cátedra en el centro educativo, informan fuentes jurídicas. Tras este encuentro, Gómez acabó dirigiendo el Máster en Transformación Social Competitiva en la universidad. »

    ¿ A que es más interesante ? Solo debe cambiar Begoña por Isabel y Palacio de la Moncloa por Antigua Casa de Correos .

  3. Bueno,yo puedo rectificar y rectifico,no por lo que has traído ,sino porque en he hecho referencia al juez Catellon y debería haberme referido al juez Peinado…el del chalet en unos terrenitos que estaban inscritos como almacén.
    Pero bueno,tanto monta,monta,son animales de la misma especie, tal para cual.
    De todas las maneras,según lo declarado por el rector ,ir a La Moncloa ,no demuestra en ningún caso que el rector no le dio la cátedra,por amor al arte,si no fuera así el rector tendría que ser imputado por prevaricación ….vamos digo yo.

  4. En honor a la verdad , el Vicerrector niega lo dicho por el rector , y nadie le regaló ninguna cátedra , sólo su dirección. Esto del patrocinio de cátedras proviene de una disposición de la era Sanchez para aumentar la financiación de las Universidades, algo que en sí mismo carece de reproches si se hace según las regulaciones oficiales ; etc etc.
    Considero antes una imprudencia que un delito , y tal vez , un tráfico de influencias más o menos leve , pero no me parece mal que se investigue por las amistades peligrosas cruzadas que concurren en el caso , se entre por la puerta principal o por el garaje , protegiendo la seguridad de todos .

  5. Las noticias hay que darlas correctamente

    El rector ha declarado que, Begoña Gómez le llamó a La Moncloa para ver si hacían la colaboración, que fue allí y que solo la vio a ella, nunca a Pedro Sánchez. “No digo que sea delito pero es llamativo”, afirmaba una de las acusaciones populares a la salida de la declaración. Se ha incidido en un contrato de 60.000 euros más IVA pagados con fondos públicos y que está en el portal de licitación y aquí es donde las acusaciones dicen que creen que podría haberse producido un delito de malversación de caudales públicos, pero el rector no ha entrado en detalles sobre ese extremo.

    “Hay un plataforma pagada con dinero público. 60.000 euros. Y luego hay un software que es privado con Indra y Google. Ha dicho que desconoce todo respecto del software, que solo conoce el pago con dinero público. El rector dice que no se ha pagado con fondos públicos que con dinero público es la plataforma ha dicho que no ha habido irregularidades en la cátedra de Begoña”. Así, contra las esperanzas de las acusaciones populares, la declaración de Joaquín Goyache no ha servido, ni mucho menos, para inculpar a Begoña Gómez.

  6. Bueno , eso no lo sabe pero está claro que usted le absolvería incluso sin pruebas , porque ….eso ¿ por qué ?

  7. Que tiempos aquellos donde el juez Marchena renunciaba a presidir el órgano de Gobierno de los jueces ,acordado por PP y PSOE después de que se conociesen los mensajes del senador del PP, Ignacio Cosidó, el negociador de Pablo Casado, en los que intentaba convencer a sus compañeros del reparto acordado con el PSOE en el Poder Judicial con el argumento de que el nombramiento de este magistrado permitiría “controlar desde detrás” la sala segunda del Tribunal Supremo que juzgó a los dirigentes independentistas. “Jamás he concebido mi labor jurisdiccional como un instrumento al servicio de una opción política”, aseguraba Marchena en su renuncia.
    Parece que el tiempo le ha dado la razón a
    Cosidó y ha dejado a Marchena en evidencia,después de su rechazo a cumplir la ley de Amnistía.
    ….JA JAJA…que nervios.

  8. Totalmente de acuerdo con que las mujeres, también las esposas de los Presidentes del Gobierno, puedan/deban tener vida profesional propia. Totalmente de acuerdo con que lo que parece que hizo Begoña no es delito pero no queda nada bien. Totalmente de acuerdo con que el espectáculo del juez Peinado es si no lawfare, prevaricación. Totalmente de acuerdo con que el PP no solo tiene ningún escrúpulo sino que alienta activamente semejante prevaricación judicial, de Peinado, de Castellón y del Supremo si hace falta.

  9. No sabía que la prevaricación judicial se activara mediante el aliento partisano ; de ser así , deberíamos concluir necesariamente que sus efectos se extienden al conjunto de partidos por tratarse de algo semejante al régimen de los vientos cuya Rosa no excluye a ninguno.

    Incluso aceptando como hipótesis la existencia de vientos dominantes , muy real en la naturaleza , estos últimos se explican por la presencia determinante de colosales fuerzas como la ausencia de barreras geográficas en los cuarenta rugientes , o las corrientes marinas en el Estrecho o en el Golfo de México , además de la sin par influencia de la rotación terrestre.

    Estas colosales fuerzas son a la naturaleza lo que la prevaricación al Tribunal Constitucional .

  10. _»»Lo del Tribunal Supremo con los líderes independentistas y muy en particular con Carles Puigdemont es personal: lo es porque, sencillamente, no puede no serlo. Se fugaron con éxito de los jueces españoles ante los ojos de toda Europa y sus víctimas no están dispuestas de ninguna manera a perdonar aquella humillación.

    Cuando un delincuente lleva años no solo eludiendo sino burlándose del policía que intenta detenerlo, la motivación principal de este para seguir obsesivamente sus pasos y meterlo en la cárcel no es tanto dar cumplimiento a una ley o una sentencia como dar cumplimiento al humano, demasiado humano, deseo de revancha: hará todo lo posible para que el tipo no siga riéndose de él; hay un momento en que al poli le da igual la puta ley porque piensa que la única forma de justicia que le queda es la venganza. No es la ley, soy yo; no son negocios, es personal. «»-
    -«Lo que inspira al Supremo al excluir de la amnistía a Junqueras y Puigdemont no es la pregunta de cómo aplicar la ley sino la pregunta de quién manda aquí «-
    ANTONIO AVENDAÑO.

  11. El tal Avendaño piensa que todos son de su condición, resentidos serviles a los que se aplicará con saña los articulillos y jerigonzas del anunciado decreto de regeneración demócratica que urge aplicar ; incluso a pesar de que sea de calidad igual al que va a fijar el ojo del estado en la paja ajena.

    Los fugados con éxito , lo fueron de la policía española y del CNI por su falta de previsión y diligencia , además de que legalmente es injusto detener a los delincuentes antes de cometer el delito.

    Carles Puigdemont, el ex presidente de Cataluña, logró escapar de España en 2017 tras la declaración unilateral de independencia de Cataluña y su posterior destitución por el gobierno español debido a varias razones:

    1. Falta de arresto inmediato: Puigdemont y algunos de sus colegas no fueron arrestados inmediatamente después de la declaración de independencia, lo que les dio tiempo para organizar su salida del país.
    2. Planeación previa: Puigdemont y su equipo probablemente planearon su huida con antelación, considerando rutas y destinos seguros.
    3. Confusión política y administrativa: La situación política en Cataluña y España estaba marcada por la confusión y la tensión, lo que pudo haber facilitado su escape.
    4. Apoyo logístico: Contó con el apoyo de simpatizantes que le ayudaron a salir y moverse entre países europeos.
    5. Recursos y contactos: Tenía los medios financieros y los contactos necesarios para evadir la captura y organizar su vida en el extranjero.

    Una vez en el extranjero, se movió principalmente por países donde consideraba que tendría mayor protección legal, aprovechando las diferencias en los sistemas judiciales europeos para evitar su extradición a España.

    Puigdemont salió de España tres días después de la fallida declaración de independencia de Cataluña y de su destitución en aplicación del artículo 155 de la Constitución, y ante la inminente querella de la Fiscalía General del Estado por rebelión, sedición y malversación.

    Por lo tanto , dato mata relato y revela la estupidez del tal Avendaño basada en la mala fe .

    En todo caso , sin duda alguna , las víctimas fueron la gran mayoría de españoles que vivieron con angustia y dramatismo el deterioro institucional en Cataluña mediante la traición a los juramentos prestados para acceder a sus cargos de los responsables . En esa mayoría brillaban con luz propia Pedro Sanchez Castejón , Salvador Illa y Miquel Iceta , el bailarín , no el Obispo , quienes años después aprobarían un indulto , modificarían el delito de sedición, más tarde el de malversación y , como traca final una amnistía , pidiendo perdón en nombre del estado por haber mantenido lo contrario con anterioridad y por las molestias causadas.

    Nadie , o sea Pilar Alegría y Patxi López , se cree la labor pacificadora de la acción suicida del PSOE , y hasta los más tontos , Pilar Alegría y Patxi López de nuevo , saben perfectamente que se trataba del pago por los 7 votos necesarios para lograr la investidura de Pedro Sanchez Castejon quien desde entonces mea sangre y no hay urólogo en el mundo capaz de cerrar la herida por la humillación—esta sí— del obstinado Puigdemont.

  12. ¡ Vive la France ! et ¡ Vive la République ! Parece que al final Le Pen se queda con las ganas .

Deja una respuesta