Esto solo pasa en México

Verónica Ugarte

Entras a una estación de metro en la Ciudad de México. El tercero más importante del mundo. Esquivas varios puestos de comida callejera, venta de artículos varios, niños, mujeres y ancianos pidiendo limosna. A estos últimos tratas de no mirarlos, te duele pero no puedes hacer nada, te lo repites varias veces durante el día, cada día del mes que entras al Metro.

Una vez en el vagón, si has logrado entrar, se repiten las escenas de cada día: hombres mayores cantando, niños de menos de cinco años con un instrumento que pesa más que sus cuerpos, mujeres suplicando ayuda. Tratas de salvar tu conciencia y sacas algunos pesos de tu cartera. Esta vez no quieres ignorarlos. El dolor te puede. Esta pobreza solo pasa en México

Si no usas el metro entonces tu viaje es peor porque es más largo. Debes de hacer uso de la mafia que tiene montada algún político de alto rango porque su negocio es intocable: los microbuses. Hay cientos de rutas, cada una te lleva a diversos destinos con paradas aleatorias, porque en la Ciudad de México el semáforo es ornamental. Para quien va en vehículo un rojo no es señal de detenerse, y un peatón debe mirar varias veces y esperar que nadie pase a una velocidad de 150 km/h en una calle estrecha. Pero es normal. Debe ir rápido o no llegas a tu destino. Solo es un incordio si se atropella alguien. Bajas del vehículo sin inmutarte. Esto solo pasa en México.

El salario mínimo en México es actualmente de 13 euros diarios. Los alquileres han subido un 118% desde hace meses. Se apunta a la gentrificación. Extranjeros de alto nivel social y nómadas digitales que poseen un poder adquisitivo muy por encima del mexicano.

Ellos pueden permitirse alquilar pisos cuyas medidas son casi un insulto para quienes viven en dos habitaciones (cocina y lavabo incluidos). ¿Y quién tiene la culpa? El extranjero que invade tu país, tu Patria, tu suelo sagrado. Esto solo pasa en México.

De acuerdo a los datos aportado en el mes de enero de este año por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, durante el 2023 cada día fueron asesinadas diez mujeres en México y violadas sesenta y siete. Las desapariciones de las mismas, no solo en Ciudad Juárez, empezaron en la década de los noventa. Se ha convertido en una situación imposible de ocultar. Se ha escalado con los años la violencia hacia las mujeres. Continúa y no hay ni Instituciones ni políticos que se hagan responsables de la misma. Esto solo pasa en México.

Otro factor que “solo pasa en México” es el racismo hacia el 65% de la población que es mestiza, de color morena de piel. No pueden acceder a buenos trabajos acordes de su formación; entrar en locales de alto standing diseñados por y para “whitemexicans”. Estos últimos son los privilegiados del sistema: ricos y blancos. Al mismo tiempo que esto ocurre no debe olvidarse que el peor insulto en México es llamar a alguien “indio”. Lo más bajo del sistema de castas que dejó la Metrópoli mientras existió el Virreinato de la Nueva España. Indio es lo peor que le se puede decir a alguien. Es sinónimo de pobreza, falta de cultura, de “clase”. Porque México es un país racista y clasista consigo mismo. Y no se oculta, pero tampoco se aceptan culpas. Porque esto solo pasa en México.

Dejé México hace 25 años pero el «esto solo pasa en México» se mantiene inmutable. Ya no sabemos si es una disculpa por nuestra falta de coherencia. Una excusa por nuestra falta de carácter combativo. Una frase hecha para un país que está perdido desde hace más de un siglo. Es una frase que se dice sin rubor alguno en las calles, las escuelas, las instituciones, la televisión. Es una frase de perdedores que quieren que nada cambie y que alinean a la población para que nada cambie.

Es una vergüenza cuando se ha nacido en un país que en los momentos claves ha sabido unirse y pasar por delante de los Gobiernos. Organizarse en los rescates durante los terremotos de 1985 y 2017. Pero luego se adormece y volvemos a lo mismo.

“Si no te gusta tu país, vete”. Amamos nuestro país, luchamos por él. Pero no había futuro para nosotros. Y nos fuimos. Miles cada año. ¿Cuánto talento ha perdido el niño pobre de América del Norte con estas migraciones?

Julio de 2018. Andrés Manuel López Obrador es elegido Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. Parte de un gran sector “de izquierdas” grita de alegría. Ven a su Líder vencer finalmente. En las anteriores elecciones existió el grito de “fraude” y el priísta Ernesto Peña Nieto ocupó la Silla Presidencial seis años. Es por ello que AMLO es esperado, alabado. Es la respuesta a miles de plegarias que suplican un “Presidente del Pueblo”.

Estos seis años de mandato AMLO no ha dejado no de sorprendernos, más bien de reafirmar con dolor las líneas más arriba. México tiene un Presidente que se autodenomina “místico”. Uno de sus primeros encargos fue una “limpia” en el Zócalo de la Ciudad de México”. Un rito ancestral pero no por ello científico. Luego vino el ir a Yucatán y pedir permiso “a la Madre Tierra” para poder desarrollar un proyecto de imperativa necesidad turística, el Tren Maya. Recordemos que quien desarrolló las líneas ferroviarias por el país fue Porfirio Díaz. ¿Quién ha continuado con unas obras que son imperativas para el desarrollo y comunicación del país en todas estas décadas?

Más: México, el paradigma de las campañas de vacunación hizo frente a la pandemia del Covid con un Presidente negacionista. No quiso oír hablar de mascarillas y las vacunas se compraron a Cuba. Afortunadamente lo puso todo en manos de la Secretaria de Salud. El Jefe de Estado no quería saber del tema.

No queremos alargarnos con este personaje. Solo añadir que en una entrevista a una reportera extranjera le reveló que había solicitado a un chamán realizar una vez más la llamada “limpia” a la Silla Presidencial ya que consideraba que estaba maldita. ¿En manos de quién ha estado el País estos últimos seis años?

El próximo mes de julio se celebran las elecciones presidenciales. Nos llama poderosamente la atención una candidata: Xóchitl Gálvez. Senador con licencia y cuyo partido es la coalición Fuerza y Corazón por México (más demagógico imposible). ¿Quiénes conforman dicha coalición? El Partido Acción Nacional, el Partido Revolucionario Institucional y el Partido de la Revolución Democrática. Parece una pésima broma, pero esta coalición es incoherente, absurda y peligrosa. Es sentar a los capos para mantener el Poder como sea.

A estas alturas tenemos claras dos cosas: Kakfa en México sería un escritor costumbrista. Y dos: México puede conmigo.

2 comentarios en “Esto solo pasa en México

  1. Gracias de nuevo. Como Internacionalista es un honor estar entre ustedes.

Deja una respuesta