Koldo encadenado

Arthur Mulligan

Literalmente no entraba por la puerta el gigante Koldo, trajeado para la ocasión y cargando las cadenas de una culpabilidad en ciernes por seguir sus instintos básicos a imagen y semejanza de Torrente, el brazo tonto de la ley, que difieren de la droga, los coches de alta gama y las damas de puticlub a las que en otro tiempo protegía, en el hecho de decantarse por la compra de pisos a pares en Benidorm para el disfrute de su familia y cuyas playas son más cercanas y recogidas que las famosas de Copacabana y Acapulpo.

Sin el hacha sobre el hombro continuaba pareciéndose a aquel socialista auténtico que un día impresionó a Sánchez y a quien confió los avales recibidos para presentarse a Secretario General del PSOE.

¡Quién le ha visto y quién le ve! Pasó de portero de puticlub a consejero de Renfe, de agente comercial en la venta de mascarillas a consultor encargado en el Ministerio de Transportes. ¡Un moderno Gobernador de la Ínsula Barataria que retrata a unos dirigentes socialistas carentes de escrúpulos!

No han sido recortes de periódicos ni la derecha de la ultraderecha quienes crearon a Koldo, un hombre leal al partido, un incondicional del Ministro Ábalos, sino la ocasión y la ausencia de controles que no sirvieran estrictamente para evitar que se filtraran en la nomenclatura personalidades serviles al rebusque de privilegios. La misma ausencia permitió los ERES en Andalucía y las conspiraciones de Tito Berni, mal que le pese a Patxi López.

Tanto Koldo como los demás recuerdan las fotografías en las que se ve a Juan Bernardo Fuentes semidesnudo tomando drogas o abrazado a prostitutas y que a su vez recuerdan a las históricas fotos en calzoncillos de Luis Roldán cuando era director general de la Guardia Civil durante el Gobierno de Felipe González.

Toda esa información no tiene relación alguna ni con los jueces, ni con otros partidos políticos y tampoco con los militantes actuales salvo que la evidencia resulta en que los controles internos no funcionan, que no se enteran de nada y, cuando se enteran, reaccionan con la cháchara de 100 años de honradez, la fachosfera, la ultraderecha judicial y el por qué ahora.

Un juzgado de Madrid ha abierto diligencias previas contra la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, para investigar sus relaciones con varias empresas privadas que acabaron recibiendo fondos y contratos públicos del Ejecutivo de su marido. El procedimiento gira en torno a la presunta comisión de delitos de tráfico de influencias y corrupción en el sector privado. Entre las primeras diligencias ordenadas por el juez está la citación de varios testigos y se han declarado secretas.

Como desveló El Confidencial, el IE Africa Center de Begoña Gómez firmó en 2020 un acuerdo de patrocinio con Globalia. Además, la mujer del dirigente socialista se reunió en privado con el consejero delegado del holding turístico, Javier Hidalgo, en las propias oficinas de la compañía. En esas mismas fechas, Globalia estaba negociando con el Gobierno un rescate millonario para hacer frente a las consecuencias del covid.

Finalmente, el Ejecutivo de Sánchez concedió a la aerolínea de la familia Hidalgo, Air Europa, una ayuda de 475 millones de euros. Ninguna otra compañía privada recibió tanto dinero del fondo de rescate de la SEPI. Sánchez participó en el Consejo de Ministros que autorizó la entrega del dinero.

Además, Begoña Gómez firmó en julio de 2020 dos cartas de apoyo a una UTE de empresas privadas que se presentó a concurso del ente público Red.es, dependiente en ese momento del Ministerio de Economía. El principal accionista de la UTE, el empresario y consultor Carlos Barrabés, había participado previamente en el diseño del Máster en Transformación Social Competitiva de la Universidad Complutense de Madrid que dirige actualmente Begoña Gómez.

La alianza apoyada por la mujer de Sánchez acabó llevándose los tres lotes a los que optaba tras superar a casi una veintena de rivales. En total, Barrabés se adjudicó 10,2 millones de euros en una época especialmente crítica para la empresa por las consecuencias del covid. La UTE no presentó en ninguno de los tres concursos la oferta más barata, pero logró la máxima nota en los apartados de valoración subjetiva, y eso le permitió superar al resto de competidores en la calificación final.

La denuncia señala la existencia de delitos vinculados con el artículo 429 del Código Penal en el que se persigue a los particulares que influyan en funcionarios públicos o autoridades «prevaliéndose de cualquier situación derivada de su relación personal con este» para conseguir una resolución que le pueda generar directa o indirectamente un beneficio económico para sí o para un tercero.

Por otra parte, el delito de corrupción privada se regula en el artículo 286 bis del Código Penal y castiga a quienes «prometan, ofrezcan o concedan a directivos, empleados o colaboradores de una empresa mercantil o de una sociedad, asociación, fundación u organización un beneficio o ventaja de cualquier naturaleza no justificados para que le favorezca a él o a un tercero frente a otros». También afecta a aquellos que «reciban, soliciten o acepten» esos beneficios o ventajas.

Pues bien, estos son los hechos que no han sido negados, antes bien, se han aportado diversas pruebas con fotocopias de documentos oficiales que recogen la firma de la interpelada.

En primer lugar, la naturaleza de los hechos revela una imprudencia por parte del matrimonio en permitirse actividades con riesgo de conflicto de intereses como los enunciados y que NO se derivan de actividades previas, ni por formación ni por afición.

La reacción del Presidente ha sido histérica y narcisista, tanto como su tendencia a fundir los motores del falcón para misiones que nadie le ha encomendado.

Al igual que François Fillon (https://youtu.be/TFyeBk5FUkA?si=AcxKHMnycVDi39_f), pero con su estilo hosco, se ha hecho el ofendidito, pero no cuela, porque es una irresponsabilidad que ha dejado atónitos a nuestros socios europeos quienes afortunadamente empiezan a conocerle.

No existen las dimisiones fijas discontinuas. Si quiere ir al monasterio de Silos a reflexionar seguro que será bien recibido, pero que haga bien las cosas.

En estos días se ha visto el modelo de partido socialista que nos deja como herencia, con una delantera insuperable: Marichú, Cerdán, Patxi el Pasionario, Bolaños el impecable, y el implacable Puente.

¡Señor, ilumínale como yo mismo hice con AC!

4 comentarios en “Koldo encadenado

  1. No tengo mucho tiempo para comentar lo escrito por Mr Mulligan,me quedo sin batería…jeje,.
    Pero eso de que Mr Mulligan me iluminó en algún momento, que no recuerdo ,merece un sonoro… JAJAJA ..que nervios.

    Cuando mi tablet recupere la energía , volveré..jeje.

  2. Corto y pego
    El Gobierno de Rajoy encargó en 2014 a Villarejo espiar al padre de Begoña Gómez para “matar políticamente a Sánchez”
    Una conversación grabada hace una década entre Villarejo y el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez revela cómo el comisario, que se jactó de manejar a Manos Limpias, facilitó al Gobierno de Rajoy datos sobre supuestos negocios del suegro de Pedro Sánchez y que Interior planeó poner a policías a investigarlo para hacer llegar la información a Rajoy y usarla “cuando haga falta”.
    Los ataques que repite el Partido Popular contra Begoña Gómez, la mujer del presidente del Gobierno, ni son nuevos ni forman parte de una estrategia improvisada. Hace ya una década el Gobierno de Mariano Rajoy empezó a maniobrar para atacar a la esposa de Pedro Sánchez y a su entorno familiar dentro de un plan que perseguía “matar políticamente” al entonces líder del Partido Socialista.
    De aquellos movimientos quedó rastro en la grabadora del comisario José Manuel Villarejo, quien, a medida que se fueron acumulando sus problemas judiciales, ha ido filtrando pruebas de todos los que le acompañaron en su largo historial de corruptelas. El polémico excomisario ya ha recibido condenas por 24 años de prisión y sigue imputado en una maraña de casos judiciales.

    El interés del Partido Popular por recopilar información contra el secretario general del PSOE se desató pocas semanas después de que Pedro Sánchez fuese elegido líder del partido por primera vez, durante el verano de 2014, e involucró al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y, según se deduce de las grabaciones, a varios miembros de la llamada policía política, comisarios que aún tienen pendiente responder por otros delitos. La información recabada entonces, según admite en la conversación el que fue ‘número dos’ del Ministerio del Interior en aquel Gobierno, tenía como destinatario al propio Mariano Rajoy.
    La grabación forma parte del ingente material recopilado por La Vanguardia y elDiario.es en el transcurso de su investigación conjunta sobre la operación Catalunya, el dispositivo ilegal desplegado por el Gobierno de Mariano Rajoy, al menos entre los años 2012 y 2016, contra el proceso independentista. El objetivo del operativo parapolicial era desacreditar, amedrentar y encausar judicialmente con montajes falsos a dirigentes independentistas, también a líderes de la izquierda, y a personas que consideraba de su órbita, la mayoría de las ocasiones sin fundamento.
    El diario
    Hazte socio/a

    El Gobierno de Rajoy encargó en 2014 a Villarejo espiar al padre de Begoña Gómez para “matar políticamente a Sánchez”
    Una conversación grabada hace una década entre Villarejo y el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez revela cómo el comisario, que se jactó de manejar a Manos Limpias, facilitó al Gobierno de Rajoy datos sobre supuestos negocios del suegro de Pedro Sánchez y que Interior planeó poner a policías a investigarlo para hacer llegar la información a Rajoy y usarla “cuando haga falta”
    — La asociación ultracatólica HazteOir se suma a Manos Limpias y se querella contra Begoña Gómez

    Montaje Martinez Villarejo
    José Precedo / Marcos Pinheiro

    26 de abril de 2024 20:30h
    0

    Los ataques que repite el Partido Popular contra Begoña Gómez, la mujer del presidente del Gobierno, ni son nuevos ni forman parte de una estrategia improvisada. Hace ya una década el Gobierno de Mariano Rajoy empezó a maniobrar para atacar a la esposa de Pedro Sánchez y a su entorno familiar dentro de un plan que perseguía “matar políticamente” al entonces líder del Partido Socialista.

    Cuatro años de ataques personales a Pedro Sánchez: de la “sauna gay” del suegro a una falsa subvención a su mujer

    De aquellos movimientos quedó rastro en la grabadora del comisario José Manuel Villarejo, quien, a medida que se fueron acumulando sus problemas judiciales, ha ido filtrando pruebas de todos los que le acompañaron en su largo historial de corruptelas. El polémico excomisario ya ha recibido condenas por 24 años de prisión y sigue imputado en una maraña de casos judiciales.

    El interés del Partido Popular por recopilar información contra el secretario general del PSOE se desató pocas semanas después de que Pedro Sánchez fuese elegido líder del partido por primera vez, durante el verano de 2014, e involucró al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y, según se deduce de las grabaciones, a varios miembros de la llamada policía política, comisarios que aún tienen pendiente responder por otros delitos. La información recabada entonces, según admite en la conversación el que fue ‘número dos’ del Ministerio del Interior en aquel Gobierno, tenía como destinatario al propio Mariano Rajoy.

    La grabación forma parte del ingente material recopilado por La Vanguardia y elDiario.es en el transcurso de su investigación conjunta sobre la operación Catalunya, el dispositivo ilegal desplegado por el Gobierno de Mariano Rajoy, al menos entre los años 2012 y 2016, contra el proceso independentista. El objetivo del operativo parapolicial era desacreditar, amedrentar y encausar judicialmente con montajes falsos a dirigentes independentistas, también a líderes de la izquierda, y a personas que consideraba de su órbita, la mayoría de las ocasiones sin fundamento.

    El audio, que fue publicado por primera vez de forma parcial por Abc en julio de 2022, revela cómo el ‘número dos’ de Interior pactó con Villarejo un plan para investigar, al margen de la ley y del control de los jueces, al suegro de Pedro Sánchez y utilizar a comisarios de la llamada policía política obtener información que pudiese ser utilizada ante una contienda electoral con el PSOE. El objetivo, según admitió Francisco Martínez, era “matar políticamente” a Pedro Sánchez.

    Los protagonistas de la charla son Villarejo y Francisco Martínez. La Fiscalía pide para el ex secretario de Estado de Seguridad 15 años de prisión por el espionaje parapolicial a Luis Bárcenas para borrar pruebas contra el PP, en el que también participó su interlocutor. Durante dos horas van repasando distintas acciones que aquel Gobierno había ordenado a la policía política. Es en ese contexto en el que Villarejo hace llegar a Francisco Martínez que dispone de una información “mortal” para Pedro Sánchez. El comisario acusa en primer lugar al padre de Begoña Gómez de gestionar junto a otros dos hermanos (aunque apunta que el suegro de Sánchez no figura en los papeles) varias saunas en Madrid en las que supuestamente se practica la prostitución y que habrían sido utilizadas por Villarejo y su red para tender trampas a delincuentes de distinto tipo, incluidos terroristas.

    Aunque el sonido es deficiente, la grabación permite identificar la información que facilita el comisario al ‘número dos’ de Interior en la época de Rajoy y cómo este se interesa por si Sánchez conoce las supuestas actividades de su suegro.

    Cambio y corto.

  3. Baste decir de momento que la iluminación se produjo a petición suya el 16 de Abril .sin necesidad de aplicar corrientes y solo por la sanación con la palabra .

Deja una respuesta