La política por Twitter

Carlos Hidalgo

De nuevo, mientras escribo estas líneas hay una polémica en ebullición en la red social X, antes conocida como Twitter. Resulta que el ministro de Transportes, Óscar Puente, ha replicado a Isabel Díaz Ayuso usando términos parecidos a los de ella. Voy a poneros en contexto: Ayuso acusa al gobierno de España de no preocuparse de la seguridad de los madrileños usando de ejemplo los descarrilamientos que ha habido en los túneles de Atocha. Óscar Puente replica diciendo a Ayuso que lo que tiene que hacer ella es preocuparse de no derribar las casas de la gente al hacer túneles de metro (como sucede en San Fernando de Henares) y cuando alguien le pregunta a Puente que por qué no bloquea a Ayuso (como si ha hecho con otros políticos del PP como Borja Carabante), el ministro responde diciendo “es que a mí también me gusta la fruta”.

Recordemos que “me gusta la fruta” es el eufemismo que el PP usa ratificar el insulto de “hijo de puta” que Díaz Ayuso dedicó al presidente del Gobierno mientras ella estaba en las tribunas de invitados del Congreso. Un eufemismo que tuvo tan buena acogida en las filas “populares” que se han llegado a hacer camisetas que el PP vende orgullosamente en sus sedes oficiales. Ahora, sin embargo, la gente clama contra el ministro de Industria por su “matonismo”, “actitud chulesca” y “falta de respeto”, llegando a exigirle incluso su dimisión. También le reprochan que haya bloqueado en la red social a políticos con los que se supone que debe tener una interlocución permanente, como es el caso de Carabante que, entre otras cosas, es el concejal delegado de transportes en el Ayuntamiento de Madrid.

Y vamos a empezar por el final: como bien ha señalado Óscar Puente, Twitter no es sitio para hablar de asuntos oficiales. Si Borja Carabante o cualquier otro político cree que los asuntos del transporte público y de las infraestructuras han de ser tratados en una red social, pues estamos ante una actitud digamos… inmadura. Otra cosa que sí que se puede debatir es si Puente, en su condición de Ministro, debe bloquear a otros cargos públicos, pues no da la imagen más elegante del cargo. Claro que tampoco la dan Carabante y sus compañeros de filas con la agresividad que llevan años desplegando en las redes sociales.

Y hablando de agresividad, el debate continúa acerca de los términos en los que se ha expresado Puente en relación a Díaz Ayuso. Los que hace nada se rompían las manos aplaudiendo la “asertividad” y la “espontaneidad” de Ayuso al llamar “hijo de puta” al presidente del Gobierno en la misma sesión de investidura, piden ahora la dimisión inmediata de Puente por usar la misma expresión de “me gusta la fruta”. Lo que en boca de Ayuso era ingenio y popular desparpajo, en boca de Puente no baja de violencia verbal.

No creo que haga falta hacer ninguna clase de contorsionismo para ver que la manera de expresarse del ministro no ha sido la más adecuada, por mucho que Ayuso vaya siempre pasada de revoluciones y soltando groseras falsedades cada dos por tres. Sí, es cierto que fue Ayuso quien trajo los dobles sentidos acerca de la fruta al discurso político actual, pero no es menos cierto que seguir ese discurso y expresarse en sus mismos términos es prolongar el daño que un discurso así hace a la política en general.

Durante mucho tiempo creí que las redes sociales serian el moderno ágora de nuestros tiempos, en la que había espacio para informarse, debatir civilizadamente y aumentar la accesibilidad y la transparencia de nuestra clase política y de nuestras instituciones. El tiempo ha demostrado lo ingenuo que he sido y las redes son ahora palpitantes charcas de ponzoña, llenas de insultos, bulos y desinformación. Afortunadamente la sociedad no es como las redes sociales, aunque estas sí que son un deforme reflejo de la calle, por lo que deberíamos evitar que lo malo de las redes se contagie a la calle y a los parlamentos, asambleas e instituciones, donde lo último que hace falta son más bulos, más desinformación y más faltas de respeto para desviar la atención de la gestión política.

3 comentarios en “La política por Twitter

  1. Y, además, por coherencia, no le que no nos gusta en Ayuso, tampoco nos debe gustar en «los nuestros». Dicho lo cual, Puente que se modere pero cero caso a la hipocresía del PP. Tremendo que critiquen lo que inventan.

  2. Bueno , eran poco antes de las 17.00 horas de ese miércoles y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, intervenía en su turno de respuesta al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. El candidato a la reelección reprochó entonces al líder de la oposición la expulsión de Pablo Casado de la Presidencia del PP justo después de que este intentara investigar un caso de corrupción que afectaba al hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por llevarse comisiones de contratos con la administración madrileña durante la pandemia.
    Todo ocurrió cuando Sánchez hablaba de la corrupción en el PP. “Ya sabemos hasta qué punto llega su compromiso con la limpieza. Su antecesor alertó sobre un probable caso de corrupción que afectaba a la presidenta de la Comunidad de Madrid, la señora Ayuso. Y su respuesta fue fulminante. Evacuar al señor Casado en un golpe de mano y a echar por tierra ese caso de corrupción de la señora Ayuso”, dijo.

    También le reprochó el cobro de sobresueldos. “No se salvan ni sus retribuciones. El PP no ha perdido la sana costumbre de cobrar sobresueldos pero se oponen a subir el SMI”. Sin mencionar al que fuera amigo del político gallego, el traficante condenado Marcial Dorado, Sánchez también aludía a la falta de explicaciones de Feijóo sobre esa relación. “Sobre sus compañías ejemplares y hablando de fotos, mejor no hablamos”.

    El tono de Sánchez erre que erre desde la tribuna a pesar de que ya en Marzo :

    « Ni la Fiscalía Europea ni la española ven irregularidades en que el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid interviniese en la compraventa de mascarillas a la empresa de un amigo de la familia a cambio de una comisión en las primeras semanas de pandemia
    — La Fiscalía Europea archiva la investigación sobre las comisiones del hermano de Ayuso en la compra de mascarillas ”
    En ese contexto Ayuso dijo en un tono significativamente más bajo que el de Sánchez lo que millones de españoles hubieran dicho si le mentan a la familia tan injustamente desde una tribuna.
    De modo que el agresor fue Pedro Sánchez quien no soporta que nadie le lleve la contraria y premia a todos sus cortesanos con nombramientos después de echarles de sus cargos públicos por sus nefastas políticas ( Armengol, Puente … )
    Ah , la moderación es imposible con un gobierno sembrado de radicales y en efecto, Twitter es el consuelo cuando se gobierna a golpe de decreto – ley y oscurantismo de rompe y rasga.
    Mejor Zapatero con su … “ El infinito esss inmenso, inconmensurable , no podemos hacernos ni idea de lo grande que puede ser pero se puede escribir un poema y también amar ” Allá ellos.

Deja una respuesta