La factura eléctrica en España

David Rodriguez

En el año 2023 el gobierno español emprendió una serie de medidas para abaratar la factura de la electricidad, destacando la reducción del IVA y del Impuesto sobre la Electricidad. De esta manera, la cantidad media abonada por los hogares sometidos a la tarifa regulada por el Ministerio (PVPC) ha ascendido a poco más de 60 euros mensuales. Cabe destacar que se ha producido una reducción significativa respecto al año 2022, cuando el dato era de 105 euros mensuales.

La tarifa regulada que acabamos de comentar experimenta una variación en su procedimiento de cálculo a partir del primer día del año en curso. Debido a una reforma establecida por la Unión Europea, el precio de la factura pasará a ser más estable, ya que el precio no dependerá únicamente del mercado eléctrico diario, sino que también estará vinculado a una serie de elementos a más largo plazo que se actualizarán mensualmente. De este modo, la tarifa no sufrirá tantas oscilaciones como en el pasado más reciente, pero ello no significa que en conjunto vaya a ser mayor o menor.

El aspecto más preocupante ahora mismo es el hecho de que algunas de las medidas del gobierno español van a ir desapareciendo progresivamente, por lo que podría aumentar nuevamente la dependencia de los precios marcados por el mercado eléctrico. En el caso del IVA, aumentará del 5% actual a un 10% durante 2024, para regresar al 21% a partir de 2025. Respecto al Impuesto de la Electricidad irá subiendo paulatinamente desde el 0,5% actual hasta el 5,11% previo a la intervención del gobierno.

Por lo que hace referencia a las familias más vulnerables, hay que remarcar que se prorroga hasta el 30 de junio la prohibición de cortar el suministro a los hogares beneficiarios del bono social eléctrico. Igualmente, se mantienen hasta dicha fecha los descuentos actuales del 65% para los usuarios vulnerables y del 80% para los considerados vulnerables severos.

Por un lado, hay que destacar el esfuerzo realizado desde el gobierno para contener el incremento de la factura eléctrica. También hay que valorar positivamente el aumento impositivo a las grandes compañías, de manera que éstas hayan asumido parcialmente el coste de las medidas. Por otro lado, sin embargo, hay que preguntarse si estamos dispuestos a tolerar por más tiempo el abuso de posición dominante de las corporaciones que controlan este mercado tan ajeno a la libre competencia tan predicada por el neoliberalismo.

Llegados al momento actual, habría que cuestionarse si sería bueno que algunas de las medidas mencionadas se consolidaran de manera definitiva, en especial la disminución impositiva en el caso de los hogares, la protección de las personas más vulnerables y el incremento de los tributos a las grandes compañías eléctricas. Pero, más allá de estas propuestas, no debemos evitar el debate de fondo sobre el momento histórico en el que nos encontramos, en el que los procesos de liberalización y privatización emprendidos desde hace décadas nos han traído las consecuencias que ahora padecemos.

Por todo ello, la discusión central debería derivarse hacia la renacionalización del mercado eléctrico, de manera que un recurso estratégico para el país pasaría a estar en manos públicas, en lugar de depender de unos intereses privados que no tienen demasiado que ver con el interés general.

2 comentarios en “La factura eléctrica en España

  1. El trato discriminado a las rentas más bajas es una obligación en un Estado de Derecho . La nacionalización de la producción de bienes y servicios , no .

    El problema no es nacionalizar o no nacionalizar sino hacerlo en el momento oportuno, y saber cuándo hay que salirse.

    Hay ejemplos para bien o mal en muchos países .

  2. Chat GPT dice :

    “ La nacionalización de sectores estratégicos de bienes y servicios es un tema complejo y depende de diversos factores, como la situación económica, política y social de un país. Puede haber ventajas en términos de control y dirección de recursos clave, pero también se deben considerar los posibles impactos en la eficiencia y la inversión extranjera. La decisión suele requerir un análisis detallado de las circunstancias específicas de cada nación.”

    O sea , «  a según qué y cuando » .

Deja una respuesta