Más de lo mismo

Millán Gómez

La banda terrorista eta ha anunciado esta semana un «alto el fuego permanente, general y verificable». La respuesta de las fuerzas polí­ticas ha sido de cautela exigiendo a los terroristas su disolución en el menor espacio de tiempo posible. Como bien dijo el Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, «no es la noticia» que todos deseábamos pero es evidente que es un paso positivo, un paso más en el proceso que debería terminar más pronto que tarde en el final de la mayor pesadilla que ha vivido la sociedad española en las últimas décadas.

La principal novedad es el modo con el que han recibido la noticia tanto los medios de comunicación como la opinión pública. Podemos decir que el comunicado, si bien no ha pasado desapercibida, no ha centrado ni mucho menos la atención mediática durante estos días, lo cual es sintomático. Al día siguiente, los digitales apenas otorgaban espacio al enésimo anuncio de eta. La conclusión evidente es que la sociedad española ha eliminado cualquier atisbo de credibilidad a los terroristas y ha decidido que el mejor medio para conseguir la paz es el Estado de Derecho. A partir de ahí, podremos discutir sobre si deben realizarse medidas de gracia, conversaciones más o menos profundas, etcétera. Pero en principio actuar con total firmeza contra eta y su entramado político y social. No en vano, al día siguiente volvimos a presenciar un nuevo golpe al complejo conglomerado etarra. Este hecho está cargado de un poderoso componente simbólico que sintetiza que tanto el Gobierno como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no están en tregua sino que muestran tajantemente cuán de estricta va a ser su labor en los próximos tiempos. Ninguna novedad en este aspecto. Ningún titubeo.

Sigue leyendo

Final realista

Millán Gómez

Una de las noticias más positivas de la nueva remodelación del Gobierno emprendida la semana pasada por el presidente Zapatero ha sido la inclusión de Ramón Jáuregui como Ministro de Presidencia. Siempre había estado en las quinielas como ministro pero ese deseo siempre se posponía en el tiempo llegando incluso a ser eurodiputado. Su entrada en el Parlamento europeo se entendió como un portazo. Hombre de gran experiencia, su carrera política ha estado centrada en Euskadi, de donde es natural. Por ello, conoce de primera mano la realidad sociológica de aquella comunidad.

En una entrevista concedida al diario «El País», Jáuregui afirma que el final del terrorismo etarra no se producirá mediante una «disolución». Su discurso es realista y choca contra aquellos que, entendiendo la vida como una venganza, ansían un final de eta donde los terroristas se pongan de rodillas ante el pueblo pidiendo disculpas y entregando las armas. Eso no se va a producir. Para conseguir algo en la vida debemos marcarnos objetivos verosímiles y realistas. En caso contrario, lo único que estamos haciendo es engañarnos y perder el tiempo en dicotomías absurdas e imposibles.

El sueño de la paz está personificado en el actual Vicepresidente Primero del Gobierno. Rubalcaba tiene en sus manos el mayor poder político que ha tenido un dirigente español desde la Transición, a excepción evidentemente del presidente del Gobierno de turno. Puede pasar a la historia como el político que derrotó definitivamente a eta. La estrategia para asestar el golpe final a eta, en contra de lo que opina gran parte de la derecha mediática, social y poí­tica, la tiene clara. Hoy día, otro medio alternativo a la lucha policial resulta ineficaz. Por mucho que la izquierda abertzale se está moviendo, que lo está haciendo, sigue lejos de convertirse en un interlocutor válido, legítimo y creíble. Mientras tanto, detener, detener y detener. Y nunca bajar la guardia.

De aquí en adelante se consumirán ríos de tinta sobre la posible inclusión de la camaleónica (nominalmente sólolo) Batasuna en los próximos comicios municipales. Ellos saben el camino, mientras no reciten las palabras mágicas no hay debate. Por lo tanto, los medios deberían ignorar en la medida de lo posible esta polémica. No hay motivo para enfrascarse en un debate tan nimio.

El Gobierno tiene clara la receta. Como bien anunció Rubalcaba anteayer en la SER, «la palabra tregua ya no vale». Se rumorean próximos movimientos en el entorno etarra pero ellos ya saben perfectamente el anuncio que de ellos espera la opinión pública. No hay más piedras en el camino que la que algunos, con una ignorancia enciclopédica, quieren colocar. Partir del realismo es la mejor manera de conseguir un objetivo. Jáuregui lo sabe, Rubalcaba también. La oposición ha mejorado en su actitud en materia antiterrorista pero debería colaborar más y entrar en razón. No podemos esperar una derrota con las manos arriba y de rodillas en plena Plaza de la Constitución donostiarra. Escuchando los comentarios de según qué tertulianos y políticos parece que prioricen la venganza por encima de la paz y el sentido de Estado. Así les va.

Unidad, silencio y trabajo

Millán Gómez

Tal y como era previsible, eta anunció un «alto el fuego» el pasado domingo. Así, sin adjetivar. En una nueva concatenación de subordinadas, la organización terrorista comunicó el cese de las «acciones armadas ofensivas», lo cual implícitamente contradice la vieja teoría etarra según la cual ellos responden a la «ocupación imperialista española». Frente al «alto el fuego permanente» de 2006, esta nueva tregua no transmite ningún concreción temporal. Esta diferencia denota una voluntad de «lavarse las manos» ante la opinión pública general y entre sus cada vez más ínfimos seguidores. Este «alto el fuego» llega casi medio año después de que la camaleónica Batasuna y la mal llamada izquierda abertzale reclamaran el fin de la violencia. A su manera, pero lo demandaron.

Sigue leyendo

La izquierda abertzale espera un gesto de ETA

Barañain

«Destacados portavoces radicales han transmitido a algunos dirigentes polí­ticos vascos la posibilidad de que la banda emita un comunicado -no se descarta que en las próximas semanas- en el que, sin anunciar su disolución definitiva, responda de forma positiva a los llamamientos expresados por sus bases y por los expertos internacionales que a finales de marzo le pidieron en Bruselas un «alto el fuego permanente y verificable» (El Correo, 23/05/10  www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100523/politica/espera-gesto-20100523.html )

El periódico El Correo en su edición de ayer llevaba a su portada los rumores y expectativas en el seno de la izquierda abertzale que, según se nos contaba con pelos y señales, estaría pendiente de un nuevo alto el fuego de ETA, más o menos inminente, con el que la organización terrorista vendrí­a a admitir así lo que viene reclamándole -hasta ahora sin éxito-, esa izquierda abertzale, avalando su apuesta por las vías políticas. Y es que ese alto el fuego que podría anunciarse antes de agosto sería, o eso es lo que esperan en ese mundo, un «punto de no retorno» para la organización.

Parece evidente que lo que en el mundo abertzale se viene cociendo a fuego lento desde hace muchos meses, con sus tiras y aflojas -que en general apenas interesaban ya a otra gente que no fueran ellos mismos-, está adquiriendo ahora otra velocidad. A este cambio de ritmo contribuye, de manera primordial, la eficacia de la lucha antiterrorista. Los golpes que ETA recibe estimulan el pedaleo positivo de la izquierda abertzale.

Sigue leyendo

Maldito día de San Ignacio

 Alberto Penadés

Según el barómetro de junio del CIS el 40% de los españoles «nunca» (21%) o “casi nunca” lee un libro. La mayoría de estos dicen que simplemente no les interesa.  Quienes sí leen, más de la mitad lo hace por gusto (menos mal), un diez por cierto a la fuerza (estudio o trabajo) y el resto por motivos que se asocian con mejorar su mobiliario interior (información, cultura, etc.). Un decente ritmo de lectura (nueve o más libros por año) lo mantiene el 1,5% de la población. 

Por si tienen curiosidad, los que más leen son los de IU (casi la mitad dice leer a diario) seguidos de los votantes nacionalistas. En general, más a la izquierda, más se lee (hay unos cuatro lectores de izquierdas por cada tres de derechas), aunque el efecto es notable sobre todo en los extremos. Y los que más leen son, con diferencia, la gente que afirma tener menos tiempo libre en la vida. Dos tópicos confirmados.  Sigue leyendo

Depresiones para todos los gustos

Padre de familia

 

La supuesta depresión económica, la depresión por lo de Oriente Medio – tanto por el probable resultado de las elecciones en Israel hoy como por el caos palestino -, la absoluta depresión de los etarras – a decir de sus propios papeles según viene relatando la prensa – y, como no, el partido político español que avanza de-presión en (de)presión hasta la derrota final, nuestro PP de los PP de toda la vida, por supuesto.

 

La semana pasada, el Consejero Delegado de General Electric eludía con humor definir si estamos ante una recesión o una depresión afirmando que sin duda ante una de las dos… Recesión son dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, eso lo sabemos todos. Pero, ¿existe una definición aceptada de lo que constituye una depresión económica? En todo caso, parece claro que estamos en una, y en una bien gorda. Los indicadores económicos globales de la OCDE indican que ya estamos al nivel de la crisis de 1973-74… y bajando.

 

Quizás la mejor prueba de la excepcionalidad de la situación que vivimos es que nadie se sobresalta ante la posibilidad de que la Reserva Federal empiece a comprar deuda pública emitida por el Tesoro norteamericano. Al contrario, el Banco Central Europeo no descarta empezar a hacer lo mismo próximamente. ¿No es acongojante? Es, cuando menos, muy sorprendente que nuestros Gobiernos emitan deuda y quienes la compren sean nuestras –independientes?- autoridades monetarias. ¿Con qué fondos la compran? ¿No son también nuestros al fin y al cabo? Es decir, ¿nos compramos deuda pública a nosotros mismos? ¿Quién la va a devolver? Me temo que nosotros también pero tengo que admitir que no sé muy bien cómo… O sí, emitiendo moneda, imprimiendo billetes, devaluando los que hoy tenemos en la cartera. ¿Y qué consecuencias va a traer semejante galimatías financiero? Seguramente estamos de acuerdo en que no hay nada peor que la deflación pero, ¿cómo sabrán el momento en el que el peligro de la inflación vuelva a más grave que el riesgo de deflación? ¿Y qué harán en ese momento con toda la deuda acumulada? Lo peor está por llegar. Depresión.

 

Sigue leyendo

Proceso de rendición

Padre de familia

 

Siete semanas escasas tiene mi hija y parecería que llevara con nosotros toda la vida, engordando y creciendo a toda velocidad. En ese corto espacio de tiempo en el que nos ha hecho inmensamente felices a todos los que la rodeamos, las fuerzas de seguridad han conseguido descabezar el aparato “militar” de ETA en dos ocasiones. No quisiera estar yo en la piel del siguiente “gudari” en la lista sucesoria, cuyo futuro carcelario es perfectamente anticipable.

 

El pobre Ignacio Uría no ha vivido para verlo, como tampoco el ex concejal de Mondragón Isaías Carrasco, el brigada Luis Conde de la Cruz o los guardias civiles Juan Manuel Piñuel, Fernando Trapero y Raúl Centeno, todos ellos asesinados por ETA en 2008.

 

Pero lo cierto es que al tiempo que vamos acumulando nombres a la larga lista de caídos por la barbarie terrorista de ETA, se intensifica todavía más rápidamente el ritmo de detenciones de etarras, tanto prominentes como rasos. Sólo cinco días han tardado las fuerzas de seguridad en responder al vil asesinato de Uría, un viejo desarmado, y apenas tres semanas en arrestar al sucesor de Txeroki desde su detención el pasado 17 de noviembre.

 

La noticia de la detención de Iriondo y dos de sus compinches es muy buena en sí misma pero lo es todavía más dada la tendencia que viene a apuntalar. Si es cierto que, como venimos defendiendo algunos, ETA está dando sus últimos y agónicos coletazos y que está siendo objeto de un proceso de descomposición imparable, lo lógico es que las fuerzas de seguridad vayan siendo capaces de asestarle golpes cada vez más duros y cada vez más rápidamente, como afortunadamente está siendo el caso.  Sigue leyendo

Debilidad mortal

Millán Gómez

Ocurrió en Azpeitia pero pudo haber sucedido en cualquier otro lugar de Euskadi o del resto de España. La víctima fue el empresario Ignacio Uría pero pudo haber sido cualquier otro ciudadano que haya osado rebelarse ante el monstruo o que haya cumplido una serie de preceptos que los terroristas odien. El lugar de los hechos y el nombre de la víctima son dos factores que cambian. En cambio, el quién y la tipología del perjudicado permanecen inmutables. Los asesinatos los comete eta, aunque Gara lo oculte, y los muertos son inocentes que representan unos valores que los etarras detestan.

Esta vez le tocó a Ignacio Uría, empresario vasco y copropietario de la compañía “Altuna y Uría”, una de las constructoras vascas que están llevando a cabo la Y vasca, es decir, la unión mediante AVE de las tres capitales provinciales. Eta ya venía dando macabros avisos a esta empresa porque, al igual que en su momento sucedió con la Central de Lemóniz y la Autovía del Leitzaran, están en contra de su proyecto. Utilizan un supuesto ecologismo para esconder su posición contraria a todo aquel mecanismo que abra Euskadi al mundo. Como tantas otras veces, emplean un presunto argumento romántico para escudarse en su rechazo a todo progreso que pueda vivir su tierra.

Sigue leyendo

Hoy hace dos años. ¡Feliz cumpleaños!

TODOS LOS ARTICULISTAS DEL SEGUNDO AÑO DE DEBATE CALLEJERO

Aitor Riveiro
Dos años y todavía no hemos arreglado el mundo. Y mira que contamos en Debate Callejero con mentes preclaras, inteligencia colectiva para dar y tomar, comentaristas de lujo que saben de energía, política nacional, política internacional, geoestrategia, economía, sanidad, educación, demoscopia, literatura (de la buena y de la barata), fútbol y Rock&Roll. Pero nada, no hemos conseguido influir lo más mínimo en lograr que el planeta sea un lugar más apacible para seres humanos y demás fauna.
Sin embargo, no son dos años tirados por la borda o desperdiciados. En todo este tiempo hemos pasado (yo por lo menos) muchas más horas en Debate Callejero que en muchas otras páginas de Internet; he leído más en profundidad muchos artículos de este ‘blog’ que los reportajes de los mejores periódicos de este país; he aprendido más gracias a los comentarios que se hacen en DC que en muchas tertulias de radio o televisión.
Muchos gurús de la nueva era de la comunicación predicen para 2009 el final de eso que llaman la blogosfera en una suerte de ‘big crunch’ que acabará con la inmensa mayoría de los blogs de Internet. No creo que pase con Debate Callejero, donde lo importante no es la relevancia, tener muchas o pocas visitas, más o menos comentarios. Pero si pasara, sería una auténtica lástima y yo no sabría que hacer por las mañanas mientras desayuno.
Espero veros a todos aquí dentro de un año.

Sigue leyendo

¿Se puede justificar el terrorismo en alguna ocasión?

Ignacio Sánchez-Cuenca

 

 En España llevamos cuarenta años padeciendo el terrorismo de ETA. En ese largo periodo de tiempo, también hemos sufrido el del GRAPO, el de las tramas de extrema derecha, el del GAL, y el islamista de Al Qaeda. Pocos países desarrollados han sido castigados con tanta insistencia por tantas variedades de terrorismo.

Sigue leyendo